Publicidad

El ministro español de Asuntos Exteriores en funciones, Josep Borrell, se mostró ayer optimista sobre la formación de un Gobierno “porque nadie puede imaginar unas terceras elecciones”, y señaló que el PSOE “es el único que puede encabezar” ese Ejecutivo, según aseguró.

Borrell se pronunció así tras participar en la reunión de titulares de Exteriores del G20 que se celebró ayer en la ciudad nipona de Nagoya, y que constituyó uno de sus últimos actos como ministro antes de asumir el cargo de Alto Representante de Asuntos Exteriores de la Unión Europea.

Al ser preguntado sobre si ve cerca la formación de un Ejecutivo en España, Borrell mostró su confianza “en que tendremos Gobierno porque nadie puede imaginar que tendremos unas terceras elecciones”, y añadió que “el único que puede encabezarlo es el Partido Socialista”.

La situación política en España, con un Gobierno en funciones desde abril encabezado por Pedro Sánchez, no ha estado entre los asuntos tratados por el ministro con sus homólogos del G20, según manifestó el político socialista.

“No es un tema que parezca preocuparles, porque ninguno lo ha sacado a colación”, señaló Borrell, quien además de participar en las reuniones ministeriales asistió a cuatro encuentros bilaterales con los representantes de Exteriores de Canadá, India, Chile y Rusia.

El ministro en funciones también valoró la cita del G20 celebrada en Nagoya como “muy importante” para España, al tener este país el estatus de miembro invitado permanente.

“Hemos estado tratando los grandes temas de actualidad, el comercio internacional, los objetivos de desarrollo sostenible, y sobre África como oportunidad, pero también como una fuente de problemas relacionados con el crecimiento demográfico o de inestabilidad política”, aseguró.

Está previsto que Borrell asuma el cargo de jefe de la diplomacia europea a principios de diciembre, lo que iría acompañado de su cese al frente de la cartera de Exteriores.

Con todo, Borrell y el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, expresaron su confianza en mejorar las relaciones bilaterales una vez que el político español asuma el cargo.

El canciller ruso expresó su deseo de que esta cita sirviera como “oportunidad” para mejorar tanto las relaciones entre Madrid y Moscú como entre Rusia y la UE, “teniendo en cuenta que pronto habrá cambios”.

“Si todo va bien, el 1 de diciembre seré el responsable de Asuntos Exteriores la UE. Desde entonces será un placer tratar de mejorar nuestras relaciones”, dijo por su parte Borrell.