Bárcenas responsabiliza al PP de la tributación de las donaciones

La defensa del extesorero culpa del impago a los “administradores o representantes legales”.

1

La defensa del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas señaló en un recurso que los responsables de que no se tributaran ante Hacienda las donaciones recibidas en 2008, último año recogido en su contabilidad B que no habría prescrito, eran los “administradores o legales representantes” de la organización y no el antiguo responsable de las finanzas de la organización.

“Los administradores o legales representantes del PP son aquellos en los que el Congreso Nacional del PP otorga los poderes generales y habilitaciones especiales con carácter indistinto y solidario, con las más amplias competencias para la administración, disposición y representación de los bienes e intereses del partido y para la comparecencia con plenas facultades ante todos los organismos de la Administración pública”, señaló el escrito.

Responsabilidad

Así constaba en un recurso presentado por el abogado del extesorero, Francisco Maroto, contra la decisión del juez Ruz de juzgar al antiguo responsable de las finanzas ‘populares’ y otras cinco personas por la ‘caja B’ del partido, que existió al menos entre 1990 y 2008. Su defensa argumentó que Bárcenas “no fue responsable ni lo ha sido nunca de la elaboración y conformación de las liquidaciones practicadas por el PP ante la Agencia Tributaria”.

La defensa de Bárcenas, que presentó su recurso en reforma ante el propio juez Ruz, señaló que su cliente no podría ser responsable del delito fiscal que el juez le atribuyó porque “no tiene la condición ni actuó en ningún momento como administrador o responsable legal de la formación política”, recalcó

“Los criterios jurídicos tributarios establecidos por el PP recaen en otros sujetos intervinientes y no en la figura del gerente y el tesorero”, señaló el escrito, que no cita expresamente si esa responsabilidad recaería, según los estatutos de la formación, en los secretarios generales u otro cargo orgánico de la formación.

Además, recuerdó que las conclusiones del magistrado son “diametralmente opuestas” a las expuestas por los peritos de la Agencia Tributaria, que aseguraron que el PP no estaba obligado a tributar por esas donaciones. “Difícilmente puede sostenerse la existencia de ilícito penal cuando la AEAT sostiene que no existe cuota tributaria defraudada”, señaló.

De igual modo, el recurso rechazó el delito de apropiación indebida que se atribuye a Bárcenas por permitir que el extesorero Álvaro Lapuera se quedara con dinero de la ‘caja B’ después de comprar acciones de Libertad Digital, al apuntar que esa operación habría sido “instada por el ‘dominus’ (el Partido Popular), queriendo que la misma operación se llevara a cabo ocultando su verdadera titularidad y, por lo tanto, llevando a cabo la adquisición de acciones bajo el nombre de terceras personas”.

Adquisiciones

En su opinión, la compra de acciones realizada por Bárcenas y Lapuerta se hizo “bajo titularidad encubierta”, por lo que en realidad serían “titularidad del partido político”. “Al haberse decidido así en el seno del partido y siendo así una única decisión no puede generar la comisión de delitos.