Báñez propone al G-20 medidas concretas contra el paro juvenil

La ministra planteó la creación de una comisión en la reunión celebrada en Melbourne.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, propuso que la declaración final que aprueben los países al término de la reunión de ministros de Trabajo que se celebra en Melbourne, Australia, incluya medidas concretas de acción adicionales frente al desempleo.

Durante su intervención en la sesión de Empleo del G-20, la ministra planteó la creación de una comisión internacional integrada por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la OCDE, y otros organismos multilaterales que evalúe las acciones individuales adoptadas por cada país para combatir el desempleo. Los ministros de Trabajo del G-20 acogieron favorablemente estas iniciativas.

Báñez reclamó, además, que se remita un informe al ‘Task Force’ de Empleo en el que se destaquen las mejores prácticas llevadas a cabo en la lucha contra el desempleo juvenil que sirva como guía para la adopción de nuevas medidas.

En la declaración final del G-20, los ministros solicitan promover una mayor participación de las mujeres en el mercado de trabajo. En este sentido, estiman que reduciendo un 25% el ‘gap’ de participación respecto a los hombres se podrían incorporar 100 millones de mujeres al mundo laboral. Asimismo, piden mejorar la coordinación entre políticas económicas y de empleo para impulsar el crecimiento económico creador de empleo.

Diálogo

Báñez puso como ejemplo la Estrategia de Emprendimiento y Empleo Joven, concebida tras un intenso proceso de diálogo y participación con los interlocutores sociales y abierto a toda la sociedad, para abordar desde la raíz las principales debilidades estructurales del mercado de trabajo con incidencia en el empleo juvenil.

La Estrategia contiene 100 medidas para facilitar el acceso de los jóvenes al mercado laboral. Más del 85% de las medidas ya se encuentran en marcha, fruto de las cuales se están beneficiando ya 170.888 jóvenes en forma de oportunidades de empleo y emprendimiento, a los que habría que sumar los beneficiarios de las medidas de formación que contiene.

Grandes empresas, pymes, universidades, entidades financieras, fundaciones y asociaciones se han adherido a la Estrategia con una aportación adicional de más de 500 millones que se suman a los 3.500 millones que se pusieron sobre la mesa desde la Administración General del Estado para su desarrollo.

Por otro lado, Báñez recordó la reciente puesta en marcha en España del Sistema Nacional de Garantía Juvenil y del fichero telemático de inscripción, así como algunas de las más recientes medidas de fomento de la contratación y de la formación, como la nueva bonificación para la contratación indefinida de beneficiarios de la Garantía Juvenil.

México

En el marco de la reunión del G-20, Báñez mantuvo encuentros bilaterales con sus homólogos de diversos países. Así, a las reuniones mantenidas el pasado martes con el ministro de Trabajo australiano, Eric Abetz, y el miércoles con el ministro de trabajo chino, Yin Weimin, se suman las de ayer con el secretario de Trabajo de Estados Unidos, Thomas Pérez, la ministra sudafricana de Trabajo, Mildred Oliphant, y el viceprimer ministro de Turquía, Numan Kurtulmus.

Asimismo, se reunió con el secretario de Trabajo y Previsión Social de México, Alfonso Navarrete Prida. En el marco de dicho encuentro firmó el memorando de entendimiento (MOU) sobre asuntos laborales entre España y México. En virtud de este acuerdo, ambos países desarrollarán actividades de cooperación en Inspección de Trabajo y Seguridad Social, seguridad, salud y bienestar, entre otras áreas.

MEDIDAS CONTRA LOS EFECTOS DE LA CRISIS

La ministra Fátima Báñez avanzó que en el marco de la negociación tripartita que Gobierno, patronal y sindicatos abrirán este otoño se tratarán de definir medidas concretas en la lucha contra los efectos sociales de la crisis.

Asimismo, esta negociación abordará la mejora de la formación continua y de los desempleados, la lucha contra la desigualdad de género en el trabajo o la responsabilidad social corporativa.

Así lo expuso la titular de Empleo en su intervención en la reunión de ministros de Trabajo del G-20 de Melbourne, donde subrayó que la recuperación de la economía española es fruto del “esfuerzo reformista del Gobierno” pero también de la “responsabilidad de los representantes de los trabajadores y las empresas”, al asegurar que el pacto de moderación salarial que firmaron en 2012 “ha conseguido salvar miles de empleos y ha contribuido a que se crearán muchos nuevos”.

La ministra aseguró que esta “estrategia equilibrada, centrada en la resolución de las carencias estructurales, unida a la responsabilidad de los interlocutores sociales, está dando resultados incluso antes de lo que preveían los analistas”.