La popular Isabel Díaz Ayuso (i) junto a la portavoz de Vox Rocío Monasterio y el de Cs, Ignacio Aguado. / EFE
Publicidad

El portavoz de Cs en la Asamblea de Madrid, Ignacio Aguado, ha aceptó ayer la propuesta final de Vox para apoyar la investidura como presidenta regional de la popular Isabel Díaz Ayuso, que queda desbloqueada.

En una rueda de prensa en el Parlamento regional, Aguado declaró que las propuestas de Vox “no son incompatibles” con el acuerdo de Gobierno de coalición que ya han firmado Cs y PP, una postura que transmitió tanto a Díaz Ayuso como a la portavoz de Vox en la Asamblea madrileña, Rocío Monasterio.

“Estoy convencido de que esto nos va a llevar a que haya una investidura en los próximos días”, señaló Aguado, que ha dado luz verde a las propuestas de Vox “a pesar de las diferencias evidentes entre ese partido y Cs”.

Aguado apuntó que será ahora el presidente de la Asamblea, Juan Trinidad (Cs), quien tendrá que “tomar nota” de los avances para llamar a consultas a los representantes de los grupos parlamentarios y después proponer una fecha para el pleno de investidura.

Los votos de los 12 diputados de Vox son imprescindibles para que la candidatura de Ayuso prospere, dado que la suma de 56 escaños que acumulan el PP (30) y Cs (26) es insuficiente.

El portavoz quiso pedir “perdón” a los madrileños por los más de 60 días que han pasado desde las elecciones, aunque cree que “ha merecido la pena la espera” y agradeció tanto a Ayuso como a Monasterio su “voluntad y predisposición” para desbloquear la investidura.

Propuesta definitiva

Previamente, la portavoz de Vox en la Asamblea presentó una “propuesta definitiva”, en la que se elimina la petición de derogación de artículos de las leyes LGTBI, para apoyar la investidura de Díaz Ayuso.

“Hemos conseguido entre las tres partes, yo creo, llegar a un documento común”, manifestó Monasterio en una rueda de prensa en la Asamblea.

Respecto a su propuesta original, Vox renuncia al cierre de entidades públicas “de carácter ideológico”, a la aprobación del ‘Pin Parental’ para evitar el “adoctrinamiento en ideología de género” y a la supresión de “ayudas a los inmigrantes ilegales y a aquellas asociaciones que promuevan la inmigración ilegal”.

“Nos hubiera gustado que hubiera otros muchos puntos, como es la reducción de consejerías, pero no ha podido ser, y por esa diferencia de programa y porque no coincidimos en programa político es por lo que nosotros pasamos a la oposición, porque tenemos muchos puntos que nos distinguen del PP y Ciudadanos”, resaltó Monasterio.

“Lo antes posible”

Finalmente, la candidata del PP aseguró que el documento presentado por Vox para desbloquear su investidura es perfectamente asumible, por lo que espera que el pleno en el que se convierta en presidenta de la región llegue “lo antes posible”.

En rueda de prensa en la Asamblea de Madrid, la previsiblemente futura presidenta de la Comunidad apuntó que las propuestas del escrito presentado por la líder de Vox, Rocío Monasterio, se “unirán” en el programa de Gobierno a las 155 medidas ya pactadas con Ignacio Aguado.

“Hemos culminado por fin con éxito estos meses de negociaciones”, aseveró Ayuso, que dio las gracias tanto a Aguado como a Monasterio por haber conseguido “solventar” los “escollos lógicos que hay en toda negociación”.

Respecto a ese proceso de negociación, la candidata popular admitió que ha sido “difícil” por las diferencias entre los partidos y que ha tenido días “mejores y peores”, aunque asegura que había “muchas cuestiones en común” entre los tres y eso ha facilitado el acuerdo.

“Hemos dado un ejemplo de entendimiento”, afirmó la candidata, que considera haber cumplido con lo que le exigía su electorado, que era “que no gobernara la izquierda”.

Ayuso afirmó que, después de “dos meses esperando”, prefiere que el pleno de investidura se produzca “cuanto antes”.

“Lo más importante ahora es pensar en los ciudadanos y formar gobierno cuanto antes. Será la primera vez que haya un gobierno de coalición en Madrid con el apoyo externo de otro partido”, recordó.