Publicidad

La larga noche por la que pasaron los conductores, muchos de ellos camioneros, que quedaron atrapados en el bloqueo de la autopista AP-7 en Gerona por las protestas convocadas por Tsunami Democràtic, concluyó a primera hora de la mañana al irrumpir los antidisturbios de los Mossos en la vía y desalojar a los manifestantes.

Fue hacia las 18.00 horas del martes cuando más de 500 vehículos quedaron inmovilizados en la autopista, cerca de la capital gerundense, después de que manifestantes independentistas cortaran la principal vía de conexión entre España y Francia y levantaran barricadas con material de obras y árboles cortados.

Para algún conductor con poca fortuna, esta era la segunda retención que sufría en poco tiempo, pues venía del bloqueo que se produjo en el paso fronterizo de la Jonquera desde primera hora del lunes y hasta la mañana del martes, y que concluyó cuando los antidisturbios franceses y los Mossos procedieron igualmente a desalojar a los concentrados.

Entre los afectados por el ‘tsunami’, algún profesional del volante admitía su simpatía por el movimiento independentista y asumía de mejor grado la espera, pese a reconocer la incomodidad de la situación, mientras muchos otros camioneros mostraban su irritación y denunciaban que les habían desinflado las ruedas durante la noche.

Las anécdotas por el bloqueo circulatorio se sucedieron a lo largo de las horas, y una de ellas la protagonizaron más de 80 turistas que circulaban en autocares por la AP-7 y que tuvieron que pasar la noche en un pabellón de Salt, hasta que se encontró un transporte alternativo para trasladarlos a sus destinos.

Últimos coletazos

Voluntarios de Gerona, Salt y Sant Gregori se coordinaron con Cruz Roja, el Sistema de Emergencias Médicas, Mossos d’Esquadra y Bomberos para distribuir comida, agua y mantas entre los ocupantes de los vehículos atrapados en la autopista.

Poco antes de que el dispositivo policial despejase a los manifestantes, que no la autopista, repleta de barricadas montadas con piedras de grandes dimensiones, material de obra o árboles talados, un conductor intentó adelantarse a los operarios cuando algunos independentistas estaban todavía en las inmediaciones.

La acción de Tsunami fue “amenizada” por canciones de La Polla Récords, que sonaban por los altavoces instalados por los concentrados, y por actuaciones en directo de grupos como Txarango o Lágrimas de Sangre.

Aunque Tsunami Democràtic dio por desconvocada la acción a primera hora de la mañana, los más radicales realizaron una asamblea sobre el asfalto y decidieron mantener el bloqueo, momento en el que tuvieron que actuar las fuerzas antidisturbios.

El último reducto de los manifestantes fue el que protagonizó varios enfrentamientos con agentes de los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional en las vecinas calles de Salt, mientras los servicios de limpieza y mantenimiento de la autopista trabajaban a buen ritmo para recuperar cuanto antes la normalidad.