Artistas y estudiantes denuncian el trabajo no remunerado en los Goya

Varios colectivos critican el modo de contratación mientras la productora El Terrat alude a la “naturaleza del evento” y la organización señala que se trata de “prácticas curriculares”

101

Algunos estudiantes han denunciado en las redes sociales la oferta de prácticas sin remunerar para la 33 edición de los Premios Goya, que se celebrará el próximo 2 de febrero en Sevilla, mientras que la organización de dichas prácticas argumenta que se trata de “prácticas curriculares” por las que los alumnos reciben créditos.

Según critican algunos alumnos en Twitter, a raíz de un artículo del diario ‘La voz del sur’, se trata de prácticas sin remuneración y que no costean el alojamiento o las dietas.

Sin embargo, fuentes de la institución educativa ISEMCO, con quien la Academia de Cine tiene un convenio desde hace ocho años y que ha sido la encargada de organizar dichas prácticas para el Centro Universitario San Isidoro, adscrito a la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla, señalan que se trata de prácticas curriculares en las que un profesor acompaña a cinco o seis alumnos y que no sobrepasan las seis horas de duración. Además, indica que también se les da la oportunidad de asistir a varias masterclass.

Por su parte, desde la Universidad Pablo de Olavide (UPO) muestran su “preocupación” ante una noticia que “desconocían” y señalan que “abrirán una investigación para esclarecer si se ha cometido alguna irregularidad y atajarla en el caso de que así fuera”.

De este modo, la UPO explica que San Isidoro “gestiona de manera autónoma e independiente las prácticas”, pero añade que, como responsable del centro, “se compromete a iniciar esta investigación y esclarecer” lo ocurrido.

De otro lado, la Asociación de Actores y Directores Profesionales de Cataluña (AADPC), la Confederación de Artistas-Trabajadores del Espectáculo y la Asociación de Profesionales de la Danza en la Comunidad de Madrid han criticado en un comunicado las ofertas de trabajo no remuneradas. La ceremonia de los Goya está producida por El Terrat, de la que es fundador Andreu Buenafuente, que este año conducirá la gala junto a su mujer, Silvia Abril.

Según señalan en un comunicado las organizaciones, a raíz del movimiento en las redes por la denuncia aparecida de ofertas de trabajo no remunerado para participar en la gala, apoyan la “reclamación justa de los derechos de las y los artistas escénicos”.

“Queremos que la Gala de los Goya sea un ejemplo de buenas prácticas para el sector artístico, para las condiciones laborales y para las condiciones salariales de un sector ya suficientemente depauperado y frágil”, manifiestan.

A su juicio, es “un insulto y un menoscabo de la capacidad profesional a todos los trabajadores y al colectivo de artistas cuando no se les quiere pagar por su trabajo”.

Ejemplo de buenas artes

Por ello, reclaman que una entidad como la Academia del Cine sea “un ejemplo de buenas prácticas, en defensa de los artistas de la danza y a los de todas las artes escénicas y audiovisuales, rechazando enérgicamente este tipo de conductas, que atentan contra la dignidad de los trabajadores, vulneran la normativa laboral vigente y suponen un fraude a la Seguridad Social”.

Así, reclaman que las entidades patrocinadoras, tanto públicas (RTVE, NODO Sevilla, ICAA, AECID, Comunidad de Madrid) como entidades de gestión de derecho (Fundación AISGE, Fundación SGAE, EGEDA) y también de las entidades privadas, que exijan tanto de la Academia del Cine como de cualquier empresa subcontratada, “el cumplimiento de la legalidad laboral vigente y una inversión ética de sus ayudas económicas”.

Por su parte, fuentes del El Terrat, quienes son responsables de la producción de esta edición, defienden su “máxima profesionalidad y compromiso”.

Según señalan, se trata de una gala de “enorme complejidad” en la que los profesionales están “contratados y remunerados adecuadamente”, pero que por la “naturaleza del evento” también cuenta con una serie de personas que colaboran “de manera puntual” y cuya participación se enmarca en “participaciones desinteresadas”.