Alfredo Sáenz renuncia a su cargo de consejero delegado del Santander

El Banco de España considera que la salida es «positiva» y fortalece la solidez del sistema financiero español. De Guindos destaca el gran papel del «notable» banquero en la historia.

0

Alfredo Sáenz Abad comunicó ayer al consejo de administración del Santander la renuncia voluntaria a sus cargos de vicepresidente y consejero delegado de la entidad, dejando además de formar parte del consejo, informó el banco. El máximo órgano de gobierno de la firma acordó nombrar nuevo consejero delegado a Javier Marín Romano, que se incorporó al grupo Santander en 1991 y que hasta la fecha era director general del banco y responsable de la división global de Seguros, Gestión de Activos y Banca Privada.

Alfredo Sáenz se incorporó al Grupo Santander en 1994 con ocasión de la adquisición de Banesto, desempeñando el cargo de presidente de dicha entidad hasta 2002, en que fue nombrado vicepresidente y consejero delegado de Banco Santander. El consejo de administración expresó su «reconocimiento y agradecimiento a la extraordinaria labor realizada por Alfredo Sáenz desde su incorporación al grupo y, especialmente, como consejero delegado de Banco Santander».

Santander destaca que en el período en el que Alfredo Sáenz ha desempeñado sus funciones como consejero delegado del banco, el Grupo ha casi cuadruplicado su tamaño, pasando de unos activos de 358.138 millones de euros en 2001 a 1,25 billones de euros en 2012, y de unos fondos gestionados de 453.384 millones de euros (2001) a 1,39 billones de euros (2012), consolidándose como primer banco de la zona euro por capitalización bursátil.

La renuncia de Sáenz se produce antes de que el Banco de España comunique si el directivo, condenado por el Supremo pero indultado por el Gobierno socialista, podía continuar en el cargo, cuestión que analiza a la luz de la nueva normativa sobre honorabilidad de los directivos bancarios. En este sentido, el Banco de España considera que la dimisión de Sáenz es una decisión «positiva que contribuirá a fortalecer la solidez del sistema financiero español».

A cierre del ejercicio 2012, Alfredo Sáenz tenía reconocidos unos compromisos por pensiones a lo largo de sus años en la entidad por 88,1 millones de euros. Además, el consejo de administración del banco acordó nombrar vicepresidente segundo a Matías Rodríguez Inciarte, actual responsable de los riesgos del grupo y presidente de la comisión delegada de riesgos del banco. También se ha acordado aceptar la renuncia de Manuel Soto Serrano como consejero, agradeciéndole su contribución a las tareas del consejo desde su incorporación al mismo en 1999, y designar por cooptación consejero independiente a Juan Miguel Villar Mir. El consejero independiente Guillermo de la Dehesa sustituirá a Manuel Soto como presidente de la comisión de auditoría y cumplimiento, y ha sido nombrado vicepresidente tercero del consejo de administración.

En cuanto al currículum del actual número dos del banco, Marín, nacido en 1966, es licenciado en Derecho y diplomado en Empresariales por la Universidad Pontificia de Comillas. Se incorporó a la Asesoría Jurídica del Santander en 1991, donde permaneció hasta 1995, año en el que entró en la Secretaría Técnica del presidente.

En 1999 fue nombrado director general de Banco Santander de Negocios y en 2001 consejero delegado de Banif, cargo que desempeñó hasta 2007. Entre ese año y 2009 asumió la dirección general de la división de Banca Privada Global, y en 2009 incorporó también entre sus competencias el área de Gestión de Activos. Actualmente era director general de la división de Gestión de Activos, Banca Privada Global y Seguros.

Bajo su gestión, Banco Santander ha firmado alianzas estratégicas para el negocio de seguros con Zurich para Latinoamérica y Aegon en España. En la actividad de fondos, desde Banif lanzó Allfunds, plataforma líder en Europa en distribución de fondos de diferentes gestoras entre inversores institucionales.

Por su parte, el ministro de Economía, Luis de Guindos, afirmó que el exconsejero delegado del Banco Santander Alfredo Sáenz ha sido «un banquero muy notable» y señaló que ha jugado «un gran papel» en la historia del sector financiero español.