Ábalos tilda de “cuento de agosto” la inclusión de peajes en las autovías

El ministro de Fomento pide debatir sobre cómo hacer frente a los costes de mantenimiento

48
El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, durante una rueda de prensa. / Efe
Publicidad

El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, tildó de “cuento de agosto” las informaciones sobre la articulación de un peaje en la red de autovías de país, si bien insistió en la necesidad de abrir un debate para consensuar un sistema de financiación del coste que supone su mantenimiento.

“Nosotros no hemos tratado ese tema”, indicó el ministro sobre el peaje. “Sólo planteo un debate sobre la financiación de la conservación de carreteras de alta capacidad”, añadió.

En este punto, el ministro confesó su “inquietud” sobre la posibilidad de abordar en España un debate de este tipo, sobre políticas públicas y entre las distintas formaciones, “visto el resultado” del debate suscitado por el eventual cobro de peajes.

Así, lamentó la reacción manifestada por el PP cuando, según Ábalos, el Ministerio de Fomento barajó informes al respecto en dos ocasiones, en 2012 y 2018, en ambas cuando gobernaba esta formación, uno de las cuales, según asegura, llegó a presentarse a la Comisión Delegada para Asuntos Económicos.

En esta pasada Legislatura, la del Gobierno de Pedro Sánchez, las Cortes se disolvieron antes de que llegara a constituirse la comisión específica en el Congreso que iba a tener como fin debatir y consensuar un sistema para afrontar el coste que anualmente supone a las arcas públicas mantener la red de autovías.

Posteriormente, el pasado 13 de agosto, ‘El País’ informó de que Fomento sopesaba cobrar un importe “simbólico” por circular por las autovías para contribuir a su mantenimiento y garantizar así su viabilidad futura.

Ábalos declinó este jueves entrar a descartar o no esta posibilidad, si bien la calificó de “cuento de agosto” e insistió en abordar el referido debate sobre el mantenimiento de la autovías construidas y mantenidas con cargo a los presupuestos públicos.

De igual forma, rechazó “hablar de hipótesis de futuro” sobre estas vías y, por contra, “hablar de hechos” en relación con la red de autopistas de unos 2.500 kilómetros del país en las que ya se cobra peaje.

En este sentido, destacó que el Gobierno es el “primero” que ha rechazado ampliar el contrato de concesión de estas autopistas con empresas privadas que las explotan mediante el cobro de peajes con el fin de recuperar la inversión que estas firmas realizaron para su construcción.

Así, recordó que el pasado mes de diciembre concluyó el primero de estos contratos, el de la autopista AP-1 Burgos-Armiñón, con lo que esta vía se convirtió en la primera que levantó la barrera del peaje y volvió al Estado.