El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos.
El secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos. / efe
Publicidad

La dirección federal del PSOE no se resigna a perder el Gobierno en Andalucía e intentará alcanzar un pacto “común de progreso” con otras fuerzas que impida que los votos de la ultraderecha de Vox determinen la formación de un nuevo Ejecutivo andaluz. Desde la sede del partido en Ferraz, el secretario de Organización, José Luis Ábalos, se dirigió en especial a Ciudadanos, al que retó a volver a permitir un Gobierno socialista o a embarcarse en una nueva “aventura” con la extrema derecha.

Lo que los socialistas rechazan de plano es otorgar la Presidencia de la Junta a Ciudadanos, que han sido tercera fuerza. El PSOE no vería “muy sensato” salir al “socorro” de Ciudadanos simplemente “para evitarle un coqueteo con la ultraderecha”, argumentó Ábalos en rueda de prensa.

En cambio, desde la dirección federal sí abren la puerta a la renuncia de Susana Díaz. En repetidas ocasiones Ábalos habló de la necesaria “regeneración” del partido en Andalucía y admitió que una eventual dimisión de la presidenta y líder del PSOE-A “forma parte de su responsabilidad”. “Nuestro papel está siempre subordinado al éxito de nuestro proyecto político y siempre estamos a disposición de la organización que, con generosidad, siempre nos ha otorgado la confianza.

Creo que los compañeros de Andalucía son suficientemente responsables e inteligentes para llevar adelante su proceso y aportar lo mejor de sí mismos”, añadió, sin prejuzgar los acontecimientos que puedan estar por venir en un proceso que se presume “muy abierto”.

Municipales

Con el líder del partido y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la Cumbre del Clima en Polonia, ayer se reunió en Ferraz el Comité Electoral del PSOE encargado de preparar al partido para las elecciones municipales, autonómicas y europeas de mayo próximo. Hoy, martes, ya con Sánchez en Madrid, se reunirá la Ejecutiva Federal del PSOE a las 12.30 horas para hacer un análisis más en profundidad del 2-D.

Pero ayer la cúpula del PSOE quiso lanzar varios mensajes tras la debacle del domingo, en la que el partido se dejó 14 escaños y más de 400.000 votos en su peor resultado de la historia. El primero es que, pese a las expectativas frustradas, el PSOE-A ha sido la fuerza más votada y como tal tiene la responsabilidad de intentar formar gobierno y “liderar la solución de gobernabilidad que Andalucía merece y necesita”. Y en este proceso de diálogo con el resto de partidos la dirección federal del PSOE “se comprometerá absolutamente”, así como en el “proceso de reflexión” que el PSOE-A va a abrir tras el 2-D y que debe contribuir “a la regeneración en Andalucía”.

Con un PP a quien el PSOE ve “muy a gusto” yendo “a remolque” de Vox, Ábalos se dirigió a Ciudadanos, al que instó a decidir “si quiere apoyar” a los socialistas o abrazar a la ultraderecha.