Von der Leyen presenta su equipo mirando al clima y a la digitalización

La estructura de la institución contará con ocho vicepresidencias, que incluyen tres ejecutivas

16
La futura presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen. / EFE
Publicidad

La futura presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, presentó ayer su nuevo equipo de gobierno para la legislatura entre 2019 y 2024, un colegio de comisarios con mucho peso en áreas como el clima y la digitalización y con carteras clave para Italia, Francia o Irlanda.

La estructura de la nueva Comisión cuenta con ocho vicepresidencias, que incluyen tres ejecutivas que vertebran las prioridades de la conservadora alemana.

El letón Valdis Dombrovskis estará a cargo de “una economía que funcione en pro de las personas” y repetirá también como comisario de servicios financieros; el holandés Frans Timmermans será el vicepresidente por un Pacto Verde Europeo y gestionará la política de acción por el clima; y la danesa Margrethe Vestager asumirá la vicepresidencia para una Europa adaptada a la era digital y repetirá como comisaria de Competencia.

Los cinco vicepresidentes restantes son el español Josep Borrell, cuyo puesto de alto representante de la UE para la Política Exterior ya acordaron los Estados miembros en julio; el eslovaco Maros Sefcovic (Relaciones Interinstitucionales y Previsión); la checa Vera Jourová (Valores y Transparencia); la croata Dubravka Suica (Democracia y Demografía) y el griego Margaritis Schinas (Protección del estilo de vida europeo).

La importante cartera de Economía recae en el exprimer ministro italiano Paolo Gentiloni, cuyo país estuvo durante meses enfrentado con Bruselas por su reiterado incumplimiento de los objetivos fiscales pactados y su elevada deuda pública.

Von der Leyen aseguró que confía en la amplia experiencia de Gentiloni y dijo que el italiano “sabe perfectamente cuáles son los asuntos importantes”, al tiempo que descartó que la decisión final sobre un potencial procedimiento de infracción por la deuda italiana pudiera estar en manos de Gentiloni. “La decisión la toma el colegio de comisarios”, aseguró.

Un veterano de Bruselas como comisario de Agricultura, el irlandés Phil Hogan, se lleva la cartera de Comercio, muy activa durante la pasada legislatura por la firma de varios tratados de libre comercio con terceros países y la gestión de las tensiones comerciales con Estados Unidos.

La elección del irlandés es particularmente simbólica, ya que una vez se produzca el brexit la UE tendrá que negociar una nueva relación comercial con el Reino Unido, un proceso en el que el propio Hogan tendrá un papel fundamental.

Von der Leyen aseguró que conoce a Hogan como un “negociador excelente y muy justo” y que gestionó “de forma brillante” la cartera de Agricultura, y confió en que la marcha británica de la UE, “si sucede”, sea “no el final de algo sino el inicio de una relación futura” que espera sea “buena”.

En cuanto al actual negociador europeo para el brexit, Michel Barnier, Von der Leyen aseguró que debatirá con él una “prolongación” de su tarea porque valora su experiencia pasada en las negociaciones, aunque señaló que todo dependerá de la certidumbre sobre el proceso que haya el 1 de noviembre, el día después de la salida prevista del Reino Unido.

Con catorce hombres y trece mujeres, paridad casi perfecta en cuanto a género (con una comisaria dedicada exclusivamente a la tarea de Igualdad), que cumple con la promesa que hizo Von der Leyen al Parlamento Europeo.