Unidad Popular, escisión de Syriza, asume la tarea de formar gobierno

La nueva formación intentará conseguir apoyos tras la renuncia de Nueva Democracia

0

Unidad Popular, partido surgido como escisión de Syriza, asumió formalmente la tarea de formar gobierno tras el fracaso de las conversaciones lideradas por el conservador Nueva Democracia, de tal forma que ahora se abre un nuevo plazo de tres días.

Tras el anuncio de la dimisión del primer ministro, Alexis Tsipras, el pasado jueves, el presidente del país, Prokopis Pavlopoulos, encargó al principal líder de la oposición, Evangelos Meimarakis, que abriese una ronda de contactos para sondear sus posibilidades.

Tres días después, Meimarakis confirmó oficialmente que no tiene suficientes votos para convertirse en primer ministro, por lo que Pavlopoulos pasó el testigo a la Unidad Popular creada por el exministro Panayiotis Lafazanis. Esta formación, con 25 diputados, surgió como escisión de Syriza para aglutinar a los legisladores que votaron en contra del acuerdo con los acreedores internacionales para un tercer rescate financiero. Lafazanis tiene ahora tres días para llegar a un acuerdo al que nadie parece dispuesto.

Con Unidad Popular, el presidente agota los encargos de formación de gobierno, ya que tan sólo tienen derecho a él los tres partidos con mayor representación parlamentaria. La escisión de Syriza, con menos de una semana de vida, adelantó a Amanecer Dorado como tercer partido.

La formación ultraderechista se quejó durante el día de ayer por boca de su portavoz, Ilias Kasidiaris, de que el presidente eligiese a un “partido inexistente que no ha recibido ni un solo voto del pueblo griego”, según informa el periódico ‘Kathimerini’.

Para Kasidiris, se trata de un “desvío constitucional” que deja sin opciones a su partido, con 17 diputados en el Parlamento. “En las elecciones, el pueblo dará una respuesta a quienes están destruyendo Grecia”, advirtió, en alusión a los previsibles comicios anticipados en el país heleno.

La portavoz del Gobierno, Olga Gerovassili, aseguró ayer en declaraciones a la cadena pública ERT que aún es “posible” que los comicios tengan lugar el 20 de septiembre, la fecha que Tsipras propuso en el mismo discurso en el que anunció su dimisión.

En Syriza, el secretario general, Tasos Koronakis, dimitió por su desacuerdo con la nueva “línea política” del partido gobernante, aumentando así la crisis en el entorno de la formación por el acuerdo sobre el tercer rescate financiero a Grecia. Koronakis explicó que, pese a su renuncia, seguirá formando parte de Syriza al menos hasta que complete su proceso de reajuste interno, que comenzará con la reunión del consejo político de la formación izquierdista, según informó el portal griego Efsyn.

El dirigente clamó contra el “canibalismo” en alusión a escisión de un grupo de 25 diputados liderados por el ex ministro de Energía Panayiotis Lafazanis.