Tsipras anuncia su dimisión y decide convocar nuevas elecciones

El primer ministro heleno pide a los griegos que vuelvan a depositar su confianza en él

0

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunció ayer su dimisión, apenas siete meses después de llegar al cargo, pero pidió a los ciudadanos que vuelvan a depositar su confianza en él apoyándose en las medidas adoptadas a nivel nacional y en el acuerdo para un tercer rescate que, según él, ha “salvado al país”. Como ya se había adelantado, Tsipras afirmó que ayer presentó su renuncia al presidente del país, Prokopis Pavlopoulos, si bien no se pronunció sobre ninguna fecha para la celebración de las elecciones, fuentes gubernamentales apuntó que serían el 20 de septiembre.

Según el primer ministro, el mandato para el que fue elegido el 25 de enero se ha agotado, después de que su Gobierno haya conseguido negociar con éxito el tercer rescate, y ha llegado el momento de que los griegos expresen su “voluntad” y decidan “quién va a dirigirles en el futuro”.

Tsipras reconoció que el acuerdo alcanzado con los acreedores no es el mejor ni lo que él quería, pero defendió que sí logró algunas cosas, como la reestructuración de la deuda. “Tengo la conciencia tranquila y estoy orgulloso de la batalla que he dado”, aseveró. “Sé que no logramos todo lo que prometimos al pueblo griego pero hemos salvado al país”, subrayó, defendiendo que con su actuación, desde Grecia “hemos dado el mensaje a Europa de que tenemos que acabar con la austeridad”.

Tras insistir en que hizo “todo lo que pudo” en la negociación frente a una “correlación de fuerzas adversa en Europa”, dejó claro que ahora hay que cumplir con lo pactado aunque habrá que trabajar para “minimizar las consecuencias negativas”. En este sentido, aseguró que luchará “para recuperar nuestra independencia de nuevo en el futuro” y argumentó que lo acordado con los acreedores por el Gobierno de SYRIZA es mucho mejor que lo pactado por los conservadores.

Tsipras también defendió la labor de su Ejecutivo a nivel nacional —”hemos adoptado medidas progresistas”— y reconoció que aún quedan “batallas duras” por ganar, en especial la lucha contra la corrupción, acabar “con el clientelismo que hay en la política” y conseguir “un sistema impositivo justo”. “Pero para ganar esas batallas necesitamos un gobierno estable, un gobierno fuerte”, incidió, pidiendo por tanto a los griegos que vuelvan a depositar su confianza en él porque quiere “cambios reales” en Grecia.

“Voy a pedir la confianza, el voto del pueblo griego para gobernar”, señaló, asegurando que no pretende dar “marcha atrás”.