Tsipras acusa a Portugal y a España de ir contra Grecia

El primer ministro heleno dice que ambos gobiernos intentar derribar su ejecutivo.

0

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, acusó ayer a España y a Portugal de formar un “eje contra Atenas” que intentó “derribar su gobierno” y hacer fracasar las negociaciones con el Eurogrupo para tratar de reestructurar la deuda del país heleno.

“Nos encontramos con un eje de poderes, liderado por los gobiernos de España y Portugal quienes, por motivos políticos obvios, intentaron llevar al abismo las negociaciones enteras”, declaró en un discurso ante el Comité Central de su partido, la Coalición de la Izquierda Radical (SYRIZA).

“Su plan era, y es, desgastarnos, derribar nuestro Gobierno y llevarlo a una rendición incondicional antes de que nuestro trabajo comenzara a dar su fruto y antes de que el ejemplo de Grecia afectara a otros países, principalmente antes de las elecciones en España”, aseguró el Tsipras.

Este mismo domingo el primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, negó que estén siendo hostiles contra Grecia. “Puede que haya un intento político de crear esta idea, pero no es cierto”, afirmó en una entrevista al semanario ‘Expresso’. En la entrevista Passos Coelho pidió una mayoría absoluta para respaldar a su Gobierno en las próximas elecciones, previstas para después del verano. En España las legislativas serán a finales de año.

Tsipras volvió a destacar el acuerdo logrado con el Eurogrupo para prorrogar cuatro meses el programa de rescate y puso como ejemplo de esta victoria las críticas de diputados del partido de la canciller alemana, Angela Merkel. “Todos hemos visto cómo ha habido una importante oposición dentro del partido de Merkel que demuestran que se han hecho concesiones inaceptables a Grecia”, resaltó.

El líder griego aseguró que “la ‘troika’ y el memorándum son historia”. “La gente siente que ha recuperado su dignidad perdida. La crisis humanitaria es la cuestión más importante de las negociaciones. Hemos hecho aliados a nivel internacional y europeo para deshacernos de las crisis que se retroalimentan. Hemos dicho muchos noes a pesar de las insoportables presiones”, argumentó.

Por su parte, el ministro de Finanzas, Yanis Varoufakis, declaró a la cadena de televisión Skai que “no hay ningún problema de liquidez”, aunque no descartó la imposición de un impuesto extraordinario. “Si tengo que implantar un impuesto extraordinario (para mantener el equilibrio presupuestario), lo haré, pero será para quienes tienen, no para los que no tienen para pagar”, afirmó.

Por otro lado, el líder de la oposición griega, el conservador Antonis Samaras, acusó al primer ministro, Alexis Tsipras, de crear “enemigos imaginarios” por sus declaraciones sobre los gobiernos de España y Portugal, a los que acusaba de formar un “eje contra Atenas”.

Tsipras “crea enemigos imaginarios para justificar sus mentiras y el habernos llevado a este punto muerto”, afirmó el líder de la oposición griega, Samaras en declaraciones recogidas por el diario heleno ‘Kathimerini’ en su edición digital. “Debería darle vergüenza”, añadió el líder del partido Nueva Democracia y primer ministro hasta el pasado 26 de enero.

Estas declaraciones de ambos políticos añaden más tensión a los últimos acontecimientos que se están viviendo en Europa.