Theresa May sobrevive a la moción de censura de Jeremy Corbyn

La votación transcurrió un día después de que el Parlamento tumbara la propuesta de brexit que presentó la ‘premier’ • La primera ministra presentará el lunes una nueva ‘hoja de ruta’

25
La ‘premier’ británica logró, entre otros, los apoyos de los diputados norirlandeses y escoceses.
La ‘premier’ británica logró, entre otros, los apoyos de los diputados norirlandeses y escoceses. / EFE
Publicidad

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, recabó ayer el apoyo suficiente de la Cámara de los Comunes para superar la moción de censura que el Partido Laborista presentó el martes tras la histórica derrota del Gobierno en la votación sobre el acuerdo del brexit.

La votación se saldó con 306 votos a favor de la caída del Gabinete de May y 325 en contra, siete más de los 318 que eran necesarios para inclinar la balanza. Esta vez, todos los diputados conservadores (314), así como diez norirlandeses y un independiente, arroparon a la mandataria británica.

“Me alegra que la Cámara haya expresado su confianza en este Gobierno”, dijo en sus primeras palabras tras conocerse el resultado de la votación, que al igual que la noche anterior fueron interrumpidas por los abucheos de la oposición.

May ratificó además su intención de cumplir la “solemne promesa” que hizo al pueblo británico al llegar a Downing Street: sacar a Reino Unido de la Unión Europea. “Y estoy preparada para trabajar con cualquier miembro de esta Cámara para conseguirlo”, planteó.

La ‘premier’ ya avanzó el martes que, si sobrevivía a la moción de censura, iniciaría una ronda de contactos con los grupos parlamentarios que, según anunció, comenzará esta misma noche. “Tenemos que encontrar soluciones”, apremió.

escenario caótico

El líder opositor, Jeremy Corbyn, se mostró dispuesto a hablar con el Gobierno pero exigió a May como requisito previo que descarte por completo el escenario de un brexit caótico. El jefe de los liberaldemócratas, Ed Davey, se expresó en los mismos términos.

La repuesta vino por boca de un portavoz de Downing Street: “La primera ministra ha dejado muy claro que el pueblo británico votó para salir de la UE. Queremos irnos con un acuerdo, pero está decidida a conseguir el resultado prometido y eso es abandonar la UE el 29 de marzo de este año”, aunque sea sin acuerdo.

Por su parte, el dirigente del Partido Unionista Democrático (DUP) de Irlanda del Norte, Nigel Dodds, subrayó la importancia de sus diez diputados para el Gobierno y manifestó su voluntad de dialogar, siempre y cuando May garantice el control total sobre la frontera con Irlanda.

El ‘backstop’ sigue siendo el principal escollo para salvar el acuerdo del brexit. Es un mecanismo de emergencia ideado para preservar abierta la frontera entre Irlanda del Norte e Irlanda que los diputados británicos contrarios al actual acuerdo rechazan por considerar que mantiene el anclaje de Reino Unido a la UE.

Desde el Partido Nacionalista Escocés (SNP) también tendieron la mano al Ejecutivo. “Recibimos de buen grado la oferta de diálogo de la primera ministra”, dijo su jefe parlamentario, Ian Blackford, aunque en su caso abogó por “mantener sobre la mesa” la posibilidad de un segundo referéndum para revertir el brexit.

incógnita del brexit

Corbyn anunció el martes una moción de censura inmediatamente después de que los diputados —118 ‘tories’ incluidos— asestaran a May la mayor derrota parlamentaria que sufre un Gobierno británico desde los años 20, con un saldo desfavorable de 230 votos.

A pesar de que la ‘premier’ logró conservar el cargo, la incertidumbre en torno al brexit se mantiene. El Parlamento rechazó el acuerdo y la Unión Europea se niega a reabrir las negociaciones con Reino Unido alegando que la versión actual es la mejor posible.

Así las cosas, las opciones de May serían pedir una prórroga de los plazos que le permita sortear la fecha fatal del 29 de marzo, cuando se producirá la ruptura aunque Londres y Bruselas no hayan pactado los términos, o dar marcha atrás en el brexit, una idea que la mandataria británica rechaza por completo.

Corbyn volvió a deslizar este martes la idea de que convocar elecciones anticipadas es la mejor salida. May ya celebró unos comicios tempranos en 2017 que se tradujeron en la pérdida de la mayoría parlamentaria para el Partido Conservador.

De momento, la primera ministra avanzó que el lunes volverá a la Cámara de los Comunes para presentar una nueva ‘hoja de ruta’ que satisfaga a la mayoría de los diputados.