‘The artist’ silencia a ‘Hugo’

Meryl Streep consigue con ‘La dama de hierro’ su tercer galardón, casi 30 años después del anterior y tras 12 nominaciones. Los candidatos españoles se marchan de vacío.

Mismo número de estatuillas, cinco, pero un claro vencedor. Lo que comenzó de forma muy prometedora para Martin Scorsese y La invención de Hugo se convirtió, según avanzaba la ceremonia del pasado domingo, en la gran noche de The Artist. La película de Michel Hazanavicius se alzó con los premios principales, incluyendo los de mejor película, director y actor protagonista (Jean Dujardin). En cuanto a los españoles, no hubo suerte ni para Alberto Iglesias ni para Chico y Rita y el cine nacional tuvo que conformarse con el premio al mejor guión original para Woody Allen por Midnight in Paris, una coproducción patria.

«And the Oscar goes to… The Artist». Fue Tom Cruise el encargado de pronunciar la frase que coronaba a la película que relata el declive de una estrella del cine mudo ante la llegada del sonido como la gran triunfadora en la 84 edición de los premios de la Academia de Hollywood.

La noche comenzó a torcérsele a Hugo (el filme con más nominaciones, 11) y a sonreírle a The Artist cuando Hazanavicius se hizo con la estatuilla a mejor director. Fue el primer y definitivo golpe encima de la mesa de la producción gala, que a esas alturas de la gala perdía por un contundente dos (banda sonora y vestuario) a cinco frente a la película de Scorsese, que se había hecho con el Oscar en casi todas las categorías técnicas (fotografía, sonido, efectos sonoros, efectos visuales y dirección artística).

A partir de ahí, la noche siguió hablando con acento francés. Y es que luego fue Jean Dujardin, que presumió de sonrisa, gomina e inglés con marcado deje galo en un discurso que comenzó con un sonoro «I love your country».

En el tramo final, solo Meryl Streep robó algo de protagonismo a la película europea. Y es que la actriz se llevó su tercer Oscar, tras 12 nominaciones y casi 30 años después de hacerse con la estatuilla por La decisión de Sophie (1982). «Cuando han dicho mi nombre me he imaginado a medio Estados Unidos diciendo: Ay no, ella otra vez, no», bromeó al recoger su premio a la mejor protagonista por su papel en La dama de hierro, donde encarna a la exprimera ministra británica Margaret Thatcher.