Syriza consigue la victoria electoral pero no alcanza la mayoría absoluta

Intentará reeditar la coalición de gobierno con los nacionalistas Griegos Independientes.

1

La Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) ganó las elecciones legislativas del día de ayer con un 35,45 por ciento de los votos, por delante del conservador Nueva Democracia (28,28 por ciento), según los primeros resultados oficiales publicados por el Ministerio del Interior griego.

En tercer lugar, aunque a mucha distancia, se sitúa el partido neonazi Amanecer Dorado (7,03 por ciento), mientras que el histórico Movimiento Socialista Panhelénico (PASOK) es la cuarta fuerza política con el 6,39 por ciento de los votos.

Detrás quedan el Partido Comunista Griego (KKE, 5,47 por ciento), el centrista To Potami (4 por ciento), Griegos Independientes (3,65 por ciento) y Unidad de Centristas (3,37 por ciento). Fuera del Parlamento queda Unidad Popular (2,84 por ciento).La Coalición de la Izquierda Radical contaría con el control de 145 de los 300 diputados del Parlamento, ya que Syriza se beneficia del ‘bonus’ de 50 diputados que prevé la legislación electoral griega para facilitar la formación de gobierno a la opción más votada.

Tsipras intentará reeditar la coalición de gobierno apoyándose de nuevo en el partido nacionalista Griegos Independientes, según informaron medios griegos que incluso adelantaron una reunión durante la noche para adelantar las negociaciones entre Alexis Tsipras y el líder de Griegos Independientes, Panos Kammenos.

Desde Griegos Independientes también defendieron la reedición de la coalición de gobierno tras los comicios. “Con Tsipras como primer ministro, vamos a avanzar con una nueva coalición”, destacó Kammenos, según recoge el diario ‘Kathimerini’. Kammenos aprovechó además para arremeter contra las empresas demoscópicas, que calificó de “asesinos a sueldo”.

Meimarakis reconoce su derrota.- El líder del partido conservador Nueva Democracia, Evangelos Meimarakis, reconoció su derrota en las elecciones legislativas y felicitó al líder de la Coalición de la Izquierda Radical (Syriza) por su victoria. Meimarakis apeló a Tsipras a “formar el Gobierno necesario” y ofreció a su partido como “pilar de estabilidad” en declaraciones a la prensa desde la sede del partido en Atenas recogidas por la agencia de noticias griega ANA-MPA. Meimarakis destacó que Nueva Democracia “no ha sido destruida, no está acabada”. Nueva Democracia obtendría 75 gracias al 28 por ciento de los sufragios y se mantendría en una segunda plaza parlamentaria pero con una gran diferencia respecto al partido de Syriza.