Ryan se compromete a crear más de 12 millones de empleos en EEUU

El congresista de Wisconsin hace un guiño a los más conservadores insistiendo en recortar el gasto público y acabar con la reforma sanitaria emprendida por Obama.

0

La sede de la Convención Republicana de Tampa, Florida, retumbó ayer con las ovaciones y vítores que se llevó su candidato a la Vicepresidencia estadounidense, Paul Ryan, cuando ante miles de personas prometió que una Casa Blanca liderada por el partido conservador conseguirá dar «un giro» en la política económica que permita crear millones de puestos de trabajo y reducir el gasto público y la deuda, lo que ayudará al país a recuperar el «liderazgo» dentro y fuera de sus fronteras.

«Tenemos un plan para una clase media más fuerte, con el objetivo de generar 12 millones de nuevos empleos en los próximos cuatro años», aseguró Ryan durante su discurso de aceptación de la nominación a la Vicepresidencia.

El compañero de fórmula de Mitt Romney explicó que tomaba la designación como una obligación en momentos de crisis y aseguró que junto con el exgobernador lograrán revertir la situación

«Acepto el deber de ayudar a liderar a nuestra nación para sacarla de una crisis laboral hasta devolverla a la prosperidad, y sé que podemos hacerlo», aseveró ante una entregada audiencia.

Exactamente 24 horas más tarde de que la convención nominara formalmente a Romney (que al cierre de esta edición aún no había dado el sí) y a Ryan de cara a las elecciones del 6 de noviembre, el político se mostró convencido de que esta apuesta tendrá éxito.

«Tras cuatro años en los que nos han tomado el pelo, Estados Unidos necesita que se le dé la vuelta a la situación, y el hombre para lograrlo es Mitt Romney», proclamó entre vítores.

«Lo que falta en el Ejecutivo es liderazgo», subrayó.

En un guiño al sector más conservador, como el movimiento Tea Party, que impulsó su carrera política, el congresista por Wisconsin hizo gala de su fama de enemigo del gasto público y prometió que una Casa Blanca en manos republicanas no dudará en «limitar el Gobierno». «No podemos seguir gastando el dinero que no tenemos», insistió.

Asimismo, garantizó que, de ganar en noviembre, los republicanos acabarán con la reforma sanitaria del mandatario demócrata, que en un juego de palabras despectivo con su nombre llaman Obamacare.

«Obamacare, como tantas otras cosas, explica por qué una Presidencia que comenzó con tantas expectativas acaba ahora de manera tan decepcionante», aseveró.