Romney, en la cuerda floja

Las críticas del candidato republicano a la Casa Blanca contra los simpatizantes demócratas hacen mella en su imagen, que desciende considerablemente entre el electorado de EEUU

Mitt Romney pierde fuelle conforme se va acercando la fecha de los comicios a la Presidencia de Estados Unidos. Y es que sus críticas a los votantes demócratas filtradas el pasado martes en un vídeo, en el que hablaba despectivamente de casi la mitad del electorado, le están pasando factura, a pesar de que ayer mismo salió a la palestra para intentar reparar el daño causado. De este modo, y en plena precampaña, el candidato republicano a la Casa Blanca ha visto mermar su ya de por sí débil imagen y, según una encuesta publicada ayer, se situaría a cinco puntos en intención de voto con respecto a Barack Obama.

Además, el 43 por ciento de los ciudadanos con derecho al sufragio estiman que el líder conservador ha perdido enteros. En la misma línea, el 59 por ciento de los electores estadounidenses considera que el exgobernador de Massachusetts criticó injustamente a los votantes de Obama.

En cambio, para el 26 por ciento de los preguntados, la imagen de Romney ha mejorado tras las declaraciones, lo que supone un gran avance, apenas siete semanas antes de la cita con las urnas.

Además, el 67 por ciento de los consultados se siente más identificado con el colectivo al que se refería, que representa a la mitad del electorado, mientras que el 33 por ciento lo hace con los donantes de fondos a los que habló.

Al ser interrogados sobre la difusión de las declaraciones, el 73 por ciento se ha mostrado a favor, porque considera que todas las palabras de un candidato presidencial deben ser publicadas, mientras que el 27 por ciento se ha manifestado en contra.

«No ha sido nada bueno para Romney», consideró la encuestadora de Ipsos Apoyo Julia Clark, al tiempo que apuntó que «este tipo de incidentes, un error o unas declaraciones indiscretas, no decide el voto de la gente».

En lo que se refiere a la carrera hacia la Casa Blanca, el sondeo apunta a que Obama ganaría los comicios con un 48 por ciento de los votos, frente al 43 por ciento que conseguiría Romney, lo que supone un punto más de diferencia respecto a la medición anterior.

Sin embargo, el 47 por ciento de los consultados cree que el candidato republicano está realizando grandes avances en su campaña electoral, poniendo de relieve las deficiencias de la administración Obama.

Mientras, el conservador salió al paso de sus desafortunadas palabras en un programa de la cadena hispana Univisión, en el que aseveró que se preocupa por el «100 por 100» del país, una cifra que llegó a repetir hasta tres veces.

En el vídeo difundido hace unos días, Romney hablaba despectivamente del 47 por ciento de la población que no paga impuestos y que vota a Obama, asegurando que «no es mi función ocuparme de esa gente». «Nunca conseguiré convencerles de que asuman responsabilidad sobre sí mismos», agregó.