Recuperados más de cien cuerpos tras un naufragio en la costa libia

El barco se hundió poco después de salir de Zuwara, punto de salida de estas embarcaciones

0

Las autoridades libias recuperaron hasta ahora 105 cuerpos del barco que naufragó este jueves frente a las costas de Zuwara, en el oeste del país, aunque aún quedarían casi cien personas por localizar, previsiblemente muertas.

El barco se hundió poco después de salir desde Zuwara, punto de partida para numerosos barcos cargados con refugiados.

A cambio de miles de dólares, las mafias les ofrecen la oportunidad de llegar a Europa, aunque más de 2.500 murió este año por el camino. Unos 400 inmigrantes y solicitantes de asilo viajaban en el barco que naufragó el jueves. Las autoridades libias confirmaron el rescate con de 198 supervivientes y de 105 cadáveres, por lo que quedarían alrededor de cien pasajeros por localizar.

“El barco estaba en malas condiciones y la gente murió con nosotros”, contó un superviviente sirio, Ayman Talaal, al lado de su hija. “Nos han obligado a seguir esta ruta. Ahora se llama la tumba del mar Mediterráneo”, relató.

A falta de buques militares, Libia intenta buscar a las víctimas pendientes haciendo uso de pesqueros y lanchas hinchables proporcionados por la propia población local. Un portavoz de la Guardia Costera italiana aseguró que no recibieron ninguna petición de ayuda.

“En Cruz Roja, trabajamos sin nada. Algunos pescadores nos ayudan con un barco”, dijo un portavoz de la organización, Ibrahim al Attoushi. Cruz Roja sólo dispondría en la localidad de una ambulancia.

Para aliviar la situación y pacificar el país, Naciones Unidas espera concretar para la semana que viene una nueva reunión entre las partes enfrentadas del conflicto libio con vistas a la firma de un acuerdo de reconociliación, y que tendría lugar en Ginebra, según fuentes de la institución internacional. Varios delegados del autoproclamado Gobierno de Trípoli declinaron participar en las conversaciones de esta semana en Marruecos para gozar de más tiempo a la hora de configurar el equipo de negociación después de la dimisión de uno de sus máximos responsables.