Obama, el rey de las apuestas

Las pujas en las casas ‘on line’ apuntan que el candidato demócrata tiene cerca de un 70 por ciento de posibilidades de hacerse con la victoria frente a Romney el próximo martes

1

La disputa por la Casa Blanca está más igualada que nunca. Dicen los expertos que las elecciones del próximo 6 de noviembre son unas de las más apretadas de la historia de Estados Unidos. Pero para algunos, la victoria de Barack Obama va a ser abrumadora. Al menos, así lo demuestran las apuestas on line, que apuntan a que el demócrata se impondrá en las urnas con toda seguridad.

En EEUU no se puede apostar sobre el resultado de los comicios presidenciales, ni siquiera en la meca del juego, Nevada. Por lo tanto, cuando el especialista en marketing John W. quiso probar su suerte, se vio obligado a recurrir a un sitio en Internet para poner sus 100 dólares por Barack Obama. «Me encanta apostar con resultados deportivos y, en general, me va muy bien, porque sigo las estadísticas y las tendencias y mantengo a un lado mis emociones», explicó, con la petición de que su nombre completo no fuera utilizado dada la ilegalidad técnica de su práctica.

«Con las elecciones, utilicé el mismo método. Estoy seguro de que Obama ganará, porque logró mantener la mayoría en los estados más disputados. Es dinero fácil en lo que a mí respecta», comentó.

Otros echaron mano de las apuestas personales, que sí están permitidas por ley. El más famoso caso es el de David Axelrod, asesor político del presidente, quien aseguró que se afeitará el bigote, que lleva desde hace más de 40 años, si el demócrata pierde en Minnesota, Michigan o Pennsylvania.

El bloguero del New York Times Nate Silver, cuyo análisis pormenorizado de las tendencias en las regiones le llevó a considerar que el líder afroamericano tiene posibilidades mucho más altas de lo que indican las encuestas, también quiere ser parte del juego. Así, estimó las oportunidades de victoria de Obama en un 79 por ciento.

El informe de Silver se reafirma en las casas de apuestas on line. Todas ven al actual dirigente como el gran favorita a la reelección.

La mayoría de las casas en Internet ofrece 1-4 a una victoria de Obama, lo que significa que una apuesta de cuatro dólares por el progresista supondría solo un dólar de ganancia. Por el contrario, en el caso de Romney la situación es 11-4, lo que supone una recompensa de 11 dólares por cada uno jugado.

Intrade.com, en el que los apostantes compran participaciones en resultados del mundo real basados en su probabilidad, sitúa las posibilidades de ganar de Obama en casi un 70 por ciento.

Leighton Vaughan Williams, director de la unidad de pronóstico político de la Escuela de Negocios de Nottingham, en el Reino Unido, explicó que su investigación demostró que los apostantes son mejores pronosticadores en las elecciones que las encuestas.

Eso se debe a que el votante medio no tiene ningún incentivo para decirle al encuestador la verdad sobre a quién va a apoyar, pero cuando está apostando su propio dinero tiende a pensar arduamente en su elección utilizando toda la información disponible.

Williams espera que se jueguen unos 100 millones de dólares en los resultados de la elección y en un blog publicado esta semana argumentó que los mercados de apuestas actualmente son muy conservadores en evaluar las chances de reelección de Obama.

De todas maneras, aconsejó prudencia. «Las encuestas no deciden las elecciones y tampoco lo hacen los mercados de apuestas», advirtió. «La gente es la que decide y es por eso que puede ocurrir cualquier cosa», agregó.