Obama acusa a Romney de mentir sobre su tributación a Hacienda

El presidente de EEUU censura que el republicano «mantiene millones en las Bermudas y las Islas Caimán» mientras critica a un 47 de los ciudadanos, entre ellos discapacitados y ancianos

La precampaña electoral en Estados Unidos se endurece conforme se acerca la fecha de los comicios y, aunque actualmente los candidatos se encuentran recogiendo fondos para preparar el asalto definitivo, las dagas vuelan sobre el cielo. Ayer le tocó el turno al equipo del presidente, Barack Obama, que aprovechó los comentarios peyorativos del republicano Mitt Romney sobre el 47 por ciento de los estadounidenses que votan al actual mandatario y que, según él no pagan impuestos, para lanzar un nuevo anuncio en el que le acusan de no revelar exactamente lo que tributa a Hacienda.

En sus comentarios, grabados en secreto durante un acto para recaudar fondos para su campaña, el líder conservador denunció que el 47 por ciento de los ciudadanos vive a costa del Estado y dijo que son ellos los que votan por el aspirante demócrata.

En el spot de campaña del inquilino de la Casa Blanca, que comenzó a emitirse ayer en las televisiones norteamericanas, se destaca que «Mitt Romney atacó al 47 por ciento de los americanos que no pagan impuestos sobre la renta, incluidos veteranos, ancianos y discapacitados».

El vídeo recoge parte de las palabras del exgobernador -«mi trabajo no es preocuparme por esas personas»- para, a continuación, preguntar a los espectadores «¿no debe el presidente preocuparse por todos?».

Por otra parte, se hace especial hincapié en la situación económica del candidato republicano. «Romney pagó solo el 14,1 por ciento en impuestos el año pasado» y «mantiene millones en las Bermudas y las islas Caimán».

El anuncio concluye subrayando que el dirigente conservador, cuya campaña publicó el pasado viernes su declaración de la renta de 2011 y las de su mujer entre 1990 y 2009, «no da a conocer» sus cuentas antes de 2010. «Quizá en lugar de atacar a otros por los impuestos, Romney debería aclarar este punto», agrega.

Desde la campaña republicana denunciaron que la subida de tasas a las familias de la clase media no mejorarán su situación «en los próximos cuatro años». La portavoz de Romney aseguró que éste «tiene un plan para una clase media más fuerte que bajará los tipos de interés y relanzará el crecimiento económico creando 12 millones de empleos».

Además, la política internacional, y especialmente la actitud de la Casa Blanca con respecto al conflicto que viven Israel e Irán, ocuparon otra parte del debate entre los dos candidatos. Mientras Obama insistía en «hacer lo correcto», su oponente remarcó que «debemos comunicar que el país hebreo es nuestro estrecho aliado», por lo que consideró un «error» la decisión del presidente de no querer reunirse con el primer ministro hebreo al margen de la Asamblea General de las Naciones Unidas que se celebra esta semana.