Muere el cuarto trabajador de la ONU desde el inicio de la ofensiva

El Consejo de Seguridad reclama un alto el fuego “inmediato e incondicional” en Gaza.

0

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos en Oriente Próximo (UNRWA) elevó ayer a cuatro el número de sus trabajadores fallecidos en el marco de la ofensiva israelí contra la Franja de Gaza.

“La UNRWA está profundamente entristecida por tener que anunciar que un cuarto trabajador ha muerto. Los trabajadores humanitarios están haciendo sacrificios extraordinarios”, afirmó el portavoz de la agencia, Chris Gunness.

“El trabajador de la UNRWA ha fallecido en Gaza cuando fue alcanzada la vivienda adyacente a la de su hermano. Él murió, su mujer y tres de sus seis hijos resultaron heridos”, detalló a través de su cuenta oficial en la red social ‘Twitter’.

La primera baja sufrida por la UNRWA tuvo lugar el 20 de julio cuando un misil impactó en la vivienda de una profesora de 55 años de edad que había trabajado durante 20 años con la agencia.

El día siguiente murió otra profesora, de 40 años de edad, junto a diez miembros de su familia cuando intentaba huir de la ofensiva en el barrio de Shujaia. El 23 de julio murió un profesor cuando se dirigía desde su casa hasta el refugio en la escuela Zaitun.

Margen Protector

Un total de 1.035 palestinos han muerto en el marco de la operación ‘Margen Protector’, mientras que el número de heridos supera los 6.200, según el balance oficial. Cerca del 80% de las víctimas son civiles, según los datos facilitados por Naciones Unidas.

Por otra parte, han fallecido 43 soldados y dos civil israelíes, así como un civil de nacionalidad tailandesa. La muerte de todos los soldados israelíes se produjeron después de la decisión tomada el pasado jueves por el Gobierno israelí de iniciar una operación terrestre contra el enclave.

Por otro lado, más de 140.000 palestinos han abandonado sus hogares en las últimas dos semanas para escapar de la ofensiva israelí, denominada ‘Margen Protector’. Muchos de ellos han buscado refugio en instalaciones de la UNRWA, aunque la agencia ha alertado que ni siquiera estos centros son seguros y varios de ellos han sido atacados en los últimos tres días.

El jueves, al menos 17 personas murieron y otras 200 resultaron heridas en un ataque perpetrado por el Ejército israelí contra una escuela de la agencia en la localidad de Beit Hanun, ubicada en el norte del enclave palestino.

Consejo de Seguridad

Por su parte, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas reclamó ayer “un alto el fuego humanitario inmediato e incondicional” en la Franja de Gaza, al tiempo que pidió a todas las partes que “lo acepten y apliquen en su totalidad”.

Sin embargo, se trata de un comunicado y no de una resolución, ya que el documento, presentado por Jordania, no ha sido sometido a votación por el momento. El representante jordano ante la ONU dijo que la votación podría tener lugar “cuando todos los países miembros crean que la resolución sería útil”, señaló.

El texto aprobado resalta la “grave preocupación ante el deterioro de la situación como resultado de la crisis en Gaza, así como por la pérdida de vidas civiles”, según informó la agencia Inner City Press.