Miles de británicos claman contra la clausura del Parlamento

Las protestas se extienden en las principales ciudades del país en contra de la decisión del ‘premier’ Boris Johnson de cerrar Westminster en la recta final del proceso del brexit

14
Manifestantes antibrexit se reunen fuera de Downing Street, Londres.
Publicidad

Miles de personas salieron ayer a la calle en ciudades de todo el Reino Unido para protestar contra la decisión del primer ministro británico, Boris Johnson, de clausurar el Parlamento durante cinco semanas en la recta final del proceso del brexit.

Frente a Downing Street, residencia oficial del jefe de Gobierno en Londres, se congregó una multitud con pancartas que llamaban a “defender la democracia” y “detener el golpe” del conservador Johnson.

Las protestas se repitieron a lo largo del país, con concentraciones en Manchester y Liverpool (Inglaterra), Glasgow (Escocia), Swansea (Gales) y Belfast (Irlanda del Norte), entre otras ciudades.

Un grupo de manifestantes cortó el tráfico en la céntrica plaza de Trafalgar de la capital británica, mientras que otros bloquearon temporalmente el puente de Westminster al grito de “la democracia y el Parlamento están siendo atacados”.

Las concentraciones fueron convocadas por el grupo de presión “antibrexit” Otra Europa es Posible y por Momentum, una organización adscrita al ala más izquierdista del Partido Laborista.

Una de las convocatorias que llamaban a la movilización a través de las redes sociales afirmaba: “Boris Johnson está tratando de clausurar nuestra democracia para poder cumplir sus planes del brexit.

“No podemos confiar simplemente en los tribunales o en los procesos parlamentarios para salir del apuro. Tenemos la obligación de ponernos en pie”, señalaba esa nota.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, se dirigió a los manifestantes en Glasgow para asegurar que su partido tratará de desbaratar la estrategia de Johnson.

“Estoy orgulloso de estar aquí con vosotros para decirle a Boris Johnson que de ningún modo (cerrará las cámaras), es nuestro Parlamento”, declaró.

Fecha límite

Johnson ha programado una suspensión del periodo de sesiones a partir de la segunda semana de septiembre, hasta el 14 de octubre, apenas dos semanas antes de la fecha límite que ha establecido Bruselas para materializar la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) el 31 de octubre.

La oposición le acusa de que haber dado ese paso para intentar evitar que los diputados bloqueen la posibilidad de ejecutar un brexit duro.

El primer ministro continúa negociando con la UE para tratar de obtener mayores concesiones en un nuevo acuerdo de salida, pero asegura que ejecutará el brexit en la fecha prevista aunque finalmente no haya logrado cerrar ese tratado.

El Gobierno, que se formó en julio tras la dimisión de Theresa May como primera ministra, argumenta que es necesario iniciar un nuevo curso parlamentario para fijar y debatir su programa legislativo.

La disposición de Johson, que recibió el asentimiento oficial por parte de la jefa de Estado, la reina Isabel II, ha sido llevada ante los tribunales en tres procesos distintos.

Un juez escocés celebrará el martes una vista para evaluar la petición de un grupo de 75 parlamentarios que se oponen al receso de las cámaras de Westminster.

El jueves, el Tribunal Superior de Londres analizará una petición similar impulsada por la empresaria y activista Gina Miller y el ex primer ministro conservador John Major, mientras que en Irlanda del Norte otro magistrado decidirá el lunes si inicia también un procedimiento.