Merkel reclama a Grecia y sus acreedores “voluntad” para resolver sus diferencias

La canciller alemana, Angela Merkel, consideró en el día de ayer que Grecia y sus acreedores internacionales necesitaban mostrar su voluntad para resolver los problemas de deuda del país heleno y que por eso cree importante que todos siguan negociando.

“Donde hay voluntad hay un camino, pero la voluntad debe venir de todos los lados, por lo que es importante que sigamos dialogando”, afirmó Merkel durante una conferencia en Berlín.

Las declaraciones de la canciller se producen después de la inesperada decisión del jueves de la delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI) de abandonar las negociaciones en Bruselas por sus diferencias con Atenas.

Por su parte, los negociadores del Gobierno griego viajan hoy a Bruselas para reunirse con representantes del presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, con el fin de tratar de desbloquear las conversaciones sobre el rescate, según fuentes comunitarias.

La delegación griega tiene intención de presentar a Juncker una nueva contraoferta en materia de ajustes y reformas, después de que las anteriores hayan sido rechazadas por los acreedores por insuficientes, según informa la prensa helena. Atenas sostiene que las dos partes están más cerca que nunca de un acuerdo y que las diferencias se limitan a 0,25 puntos de superávit primario.

Antes de esta nueva reunión, Juncker mantuvo ayer una conversación telefónica con el primer ministro griego, Alexis Tsipras, cuyo contenido no ha sido desvelado.

“Todas las reuniones pueden ser útiles, pero esto no es una negociación”, han avisado fuentes europeas. “Cualquier acuerdo debe ser con las tres instituciones (la Comisión, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) y luego ratificado por los acreedores. Sólo pueden hacerse progresos con las tres instituciones. Salvo que las tres instituciones acepten el acuerdo, no hay acuerdo”, insisten desde Europa.