Los partidos entran en campaña electoral tras la parálisis del brexit

Los políticos aprovechan la última sesión parlamentaria para debatir propuestas de cara a la cita del 12 de diciembre • Johnson acusa a Corbyn de falta de claridad sobre la salida de la UE

13
El primer ministro británico, Boris Johnson, en el Parlamento. / EFE
Publicidad

Los partidos británicos entraron en la campaña para las elecciones del 12 de diciembre, con las que esperan resolver la parálisis del brexit, pero de las que puede salir otro Parlamento igual de fragmentado que el actual.

Un informe divulgado por el grupo ‘Best of Britain’, que hace campaña contra el brexit, reveló que los conservadores de Boris Johnson no llegarían a la mayoría parlamentaria si el 30% de los electores pro-europeos vota de forma táctica en estas elecciones.

Aunque la campaña oficial empezará una vez disuelto el Parlamento la próxima semana, los políticos utilizaron ayer la última sesión de preguntas al primer ministro en la Cámara de los Comunes para debatir sobre sus respectivas propuestas de cara a la cita electoral, la primera en un mes de diciembre desde 1923.

Los diputados dieron luz verde a este adelanto electoral, después de que el proceso del brexit entrase prácticamente en un callejón sin salida, ante la falta de avances en una Cámara baja fragmentada y con un Gobierno sin mayoría parlamentaria.

El proyecto de ley sobre el adelanto de las urnas entró ayer en la Cámara de los Lores y se espera que cumpla el trámite parlamentario antes del 6 de noviembre, cuando el Parlamento quedará disuelto una vez que Isabel II sancione esa legislación.

Los políticos se enzarzaron en un debate marcadamente electoralista en los Comunes, donde los diputados aprovecharon para despedir al presidente de la cámara, John Bercow, que se retira después de diez años de poner ‘¡Orden!’ en la sala.

Tanto el primer ministro, Boris Johnson, como el líder laborista, Jeremy Corbyn, se sumieron en mutuas críticas sobre el brexit, la financiación de la Sanidad pública o la Economía.

El líder conservador acusó a Corbyn de falta de claridad sobre si apoya o no el brexit y de no ayudar a concretar la retirada británica de la Unión Europea, como decidió el electorado del Reino Unido en el referéndum de junio de 2016.

“Liderazgo significa defender al pueblo de este país, defender a nuestra Policía, defender a nuestra Sanidad Pública, asegurar que tiene la financiación que necesita y defender nuestra economía y a los creadores del bienestar”, le dijo Johnson a Corbyn.

El líder izquierdista aprovechó, por su parte, la última interpelación al ‘premier’ para hacer hincapié en la crisis de la Sanidad por “la falta de médicos y de enfermeras” y por unas “excesivas listas de espera para gente enferma”.

“Oportunidad única”

Al defender su proyecto político, centrado en las nacionalizaciones, como los ferrocarriles, Corbyn adelantó desde las páginas del tabloide ‘Daily Mirror’ que el país tiene una oportunidad “única en una generación” de transformar al Reino Unido.

“Estamos poniendo en marcha la campaña más ambiciosa y radical para un verdadero cambio” en el país, agregó.

Johnson, en tanto, insistió en que su objetivo será “cumplir con el brexit”, la frase que ha repetido hasta el cansancio y con la que espera sumar votos este 12 de diciembre a fin de alcanzar la mayoría parlamentaria que le permita sacar adelante las leyes.