El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, durante un discurso en la Cámara de los Comunes. / EFE
Publicidad

El líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, decidió aceptar un adelanto de las elecciones generales británicas tras comunicar ayer a su “gabinete en la sombra” que ha quedado descartado un brexit sin acuerdo. Corbyn se reunió ayer con sus principales diputados antes de que el Gobierno de Boris Johnson presentara en el Parlamento un proyecto de ley que le permita convocar comicios el próximo 12 de diciembre.

El Parlamento británico dio ayer su respaldo preliminar a la celebración de unas elecciones generales anticipadas en el Reino Unido el próximo diciembre, como propuso el primer ministro, el conservador Boris Johnson. Sin necesidad de someter el proyecto a votación, los diputados dieron su asentimiento a continuar tramitando una ley que permitirá al Gobierno llamar a las urnas de manera excepcional sin el requisito de contar con el apoyo de dos tercios de la Cámara de los Comunes.

El gabinete

Por otro lado, durante la importante reunión de su “gabinete”, Corbyn dijo que su formación estaba preparada para unas elecciones pero que el apoyo estaba sujeto a que se garantizara que no se produciría un brexit sin acuerdo.

“Ahora hemos sabido de la Unión Europea que la extensión (retraso) del Artículo 50 (por la retirada británica) ha quedado confirmada, así que nuestra condición de sacar de la mesa (una salida) sin acuerdo ha sido cumplida”, dijo.

Con la vista puesta entonces en la cita electoral, Corbyn afirmó: “vamos a poner en marcha la campaña más ambiciosa y radical para un verdadero cambio” en el Reino Unido.

Por su parte, el grupo ‘Momentum’, que reúne a las bases del Laborismo, señaló en su cuenta de Twitter que el “Laborismo apoya oficialmente unas elecciones. Esta es la oportunidad de toda una vida de poner fin al lío creado por los ‘tories’ y devolverle la esperanza a millones (de personas). Hagámoslo”.

El alcalde de Londres, el laborista Sadiq Khan, indicó en la misma red social que la única manera de resolver el “lío del brexit “ es darle a los votantes la última palabra, y pidió que se permita votar a los adolescentes de 16 y 17 años.