Las tropas españolas en Afganistán se encuentran en «alerta máxima»

La amenaza talibán contra las elecciones presidenciales y provinciales del próximo día 20 obliga al contingente nacional a extremar las precauciones ante posibles atentados

El boicot talibán a las elecciones afganas hace presagiar una oleada de violencia en los días previos a la jornada electoral del próximo día 20. Ante esta situación, España ha decretado el estado de alerta máxima ante las posibles dificultades que ocurran en el desarrollo de los comicios presidenciales y provinciales que vivirá el país asiático.

La titular de Defensa, Carme Chacón, consideró ayer que «es la misión más arriesgada que están teniendo las Fuerzas Armadas y nuestros aliados».

Durante su visita al Cuartel General de la Unidad Militar de Emergencias, situada en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid), la ministra explicó que, «a pesar de que se ha hablado de una tregua con los insurgentes en Badghis», las tropas nacionales desplazas hasta Afganistán se encuentran en disposición de cubrir el desarrollo de la jornada electoral.

«El Ejército español trabaja en alerta máxima, como lo hace en Herat, y la razón es clara: ésta es la misión más dura», declaró con firmeza la titular de Defensa, quien apuntó que en los próximos días los soldados se enfrentarán a «un momento clave y muy arriesgado por la cita con las urnas de agosto, en la que, de nuevo, España participa con un contingente electoral».

Además del grupo estable que opera en la zona, se incorporará otro batallón, al igual que ocurrió en los comicios de 2005. Chacón indicó que estos días se juega «evitar lo que los talibán quieren, que Afganistán siga siendo un lugar desde el cual extender el terror a todo el mundo y que las elecciones fracasen». «Esto es para lo que nuestras tropas, en alerta máxima, están trabajando, para que las elecciones se puedan realizar en un entorno seguro, que sean libres y creíbles», concluyó.

En cuanto al periodista español Emilio Morenatti herido esta semana en el país en conflicto después de que una bomba hiciera explosión en una carretera al paso de las tropas estadounidenses, en las que estaba integrado, el presidente de la Asociación de la Prensa de Cádiz (APC), Fernando Santiago, anunció que será sometido a una nueva intervención en Dubai, donde permanecerá unos días de posoperatorio.

Santiago se puso en contacto con la familia del fotógrafo jerezano de Associated Press, que le confirmó que, tras sufrir la amputación de un pie, deberá ser operado quirúrgicamente de nuevo en la ciudad de los Emiratos Árabes Unidos. Allí está previsto que esté «durante otros 15 días aproximadamente».

Tras conocer la noticia, el presidente de la APC llamó al Ministerio del Interior, donde Alfredo Pérez Rubalcaba le confirmó que Morenatti podría tramitar la solicitud como víctima del terrorismo que establece el Gobierno. Además, los departamentos de Defensa y Exteriores se comprometieron a propiciar que el embajador español en Abu Dhabi se desplazaría hasta Dubai para recibir a la familia del periodista y prestarle asistencia.

Del mismo modo, realizó gestiones con la Junta de Andalucía, que se encarga de la financiación del viaje y la estancia de los hermanos del redactor. Por último, Santiago también se puso en contacto con el Servicio Andaluz de Salud para abordar la atención médica que recibirá Morenatti cuando regrese a España.