Las torturas y la gripe empañan los primeros 100 días de Obama

Los expertos aprueban estos tres meses de Gobierno, en los que el presidente ha ordenado cerrar Guantánamo y ha puesto en marcha el plan de estímulo financiero.

0

Barack Obama cumplió ayer los primeros 100 días de su Presidencia después de un torbellino inicial en el que ha apuntado a una nueva estrategia en políticas que van desde la economía al cambio climático, pasando por las relaciones de Estados Unidos con Irán.

Algunos han aprovechado el momento para evaluar las líneas de gobierno del líder demócrata, aunque los analistas advierten de que es demasiado pronto para decir si su larga lista de iniciativas acabará teniendo éxito.

Aunque quitando importancia a la fecha que se celebraba ayer, por considerarla un indicador artificial creado por los medios, la Casa Blanca proyectó el día con una serie de actos de alto perfil político. Entre ellos se encontraba una visita de Obama a Arnold, Missouri, cerca de St. Louis, para un acto local y una rueda de prensa televisada en la Casa Blanca, que al cierre de esta edición aún no había comenzado.

Previsiblemente, el popular presidente de Estados Unidos, cuyos índices de aprobación están por encima del 60 por ciento, utilizaría los acontecimientos de la jornada para impulsar su agenda, que incluye reformar el sistema de salud, solucionar problemas en el sector bancario, rescatar a compañías automotrices norteamericanas, luchar contra el calentamiento global y conseguir una mayor implicación en la política internacional.

A Obama también se le avecina de forma amenazadora el brote de gripe porcina que le ha colocado frente a su primera gran emergencia de salud pública y una polémica sobre su decisión de desclasificar los documentos que detallan duros métodos de interrogatorio a sospechosos de terrorismo durante el Gobierno de George W. Bush.

Años de tradición. La costumbre de celebrar los primeros 100 días de Presidencia se remonta a Franklin Delano Roosevelt, que se jactó de su capacidad para lograr que se aprobaran importantes leyes en ese período de tiempo tras asumir el cargo en 1933 en medio de la Gran Depresión.

Aunque ninguno de los sucesores de Roosevelt ha conseguido aún igualar la actividad de sus primeros meses en la Casa Blanca, continúa habiendo una fascinación en los medios con este lapso de tiempo. «No hay magia en estos tres meses», matizó Ross Baker, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Rutgers.

Aúun así, Baker manifestó que en este período Obama ha revelado mucho sobre su estilo de gobernar, incluyendo sus modos serenos y eficacia a la hora de dominar el escenario.

En lo que va de Presidencia, el líder demócrata ha promulgado un programa de estímulo de 787.000 millones de dólares, lanzado una iniciativa para reformar el sistema de salud, realizado aperturas hacia tradicionales enemigos de EEUU como Irán y Cuba y desvelado nuevas estrategias para las guerras de Iraq y Afganistán.

En detalle

Acciones limitadas. Amnistía Internacional manifestó que los primeros días de Ejecutivo se han caracterizado por sus «promesas de cambio con acciones limitadas» y destacó que la condena de las torturas no ha significado el arresto de nadie y que Guantánamo sigue abierto.

Cuba responde. El presidente de Cuba, Raúl Castro, afirmó ayer que no es La Habana quien tiene que hacer gestos hacia Washington, porque la isla no ha impuesto sanciones a ese país, aunque reiteró su predisposición a conversar «de todo» con Obama.

Oriente Próximo. El dirigente de Israel, Simon Peres, se reunirá con Obama la próxima semana para tratar de impulsar la paz con los palestinos.