Las negociaciones sobre el rescate de Grecia podrían retomarse hoy

Tras la reunión del miércoles que concluyó sin acuerdos, el tiempo para que el gobierno de Tsipras presente las reformas se agota Los griegos piden a sus acreedores ser “realistas”

Las negociaciones entre el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, y los presidentes de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y del Eurogrupo, Jeroen Dijssebloem, para desbloquear ayuda urgente del rescate a Grecia podrían reanudarse hoy después de un primer intento fallido durante la noche del miércoles, según fuentes europeas.

El objetivo sería avanzar lo máximo posible hacia un acuerdo antes de la cumbre del G-7 que tendrá lugar durante los días 7 y 8 de junio en Alemania, ya que la canciller Angela Merkel no quiere que se vea contaminada por la cuestión griega.

“No puedo confirmar cuándo, pero sí que habrá una reunión adicional”, anunció tras la primera reunión el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, quien precisó que en ese segundo encuentro repetirían los mismos participantes: Tsipras, Juncker y Dijsselbloem.

La reunión del miércoles, que duró algo más de cuatro horas, fue “muy buena y muy constructiva y permitió a las tres partes centrarse en lo esencial”, aseguró el portavoz. El principal escollo es ahora la negativa de Grecia a realizar los recortes en el sistema de pensiones que le pide la troika, según reconoció el propio Tsipras al término del encuentro.

“Propuestas como el recorte suplementario de pagos a personas con pensiones muy bajas, o aumentar el IVA de las facturas eléctricas en 10 puntos porcentuales son propuestas que para nosotros carecen de base para discutirlas”, aseguró el primer ministro griego.

En contraste, Tsipras reconoció que “estamos muy cerca de un acuerdo sobre los superávits primarios (exigidos a Atenas), lo que significa que todas las partes están de acuerdo en avanzar sin las duras medidas de austeridad del pasado”. “El acuerdo está a la vista, pero necesitamos concluir las discusiones con un punto de vista realista”, agregó.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, estimó ayer que Grecia es un “problema ultradifícil” que le ocupa “día y noche” y resaltó que Atenas podría beneficiarse de 35.000 millones de euros de fondos europeos de aquí al año 2020 si acepta reformar su administración para poder absorber estas ayudas.

En una comparecencia ante el pleno del Comité de las Regiones, Juncker explicó que apenas pudo dormir “tres horas” después de haber mantenido en Bruselas “una larga discusión deportiva” con el primer ministro griego, para finalmente terminar sin acuerdo sobre las reformas exigidas al país heleno para desbloquear ayuda del rescate, por lo que todas las partes esperan ya “la siguiente ronda de negociaciones”

“No acepto que se diga que la Comisión impone a Grecia una cura de austeridad. Sí, es verdad, pero hay también la oferta de apoyar la economía real griega con 35.000 millones de euros, a condición de que Grecia se convierta en Estado y disponga de una administración capaz de hacer que las buenas políticas tengan efecto”, resaltó el presidente del Ejecutivo comunitario a los medios.

“Quiero que el crecimiento vuelva a Grecia, pero querría también que el Gobierno griego y la administración griega hagan lo necesario para beneficiarse de los medios que se les han adjudicado”, apuntó Juncker.

Por su parte, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, afirmó que las diferencias con el gobierno griego sobre el rescate son “todavía bastante grandes” y que espera que Atenas presente propuestas alternativas sobre su plan de reformas.

Grecia necesita con urgencia el acuerdo para que el Eurogrupo le desembolse los 7.200 millones de euros del último tramo del rescate, ya que debe devolver 1.600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional. Tsipras pidió “no preocuparse” sobre si podrán hacer frente a este desembolso tan importante a tiempo.