La OTAN defiende su decisión de 2008 de incorporar a Ucrania

Los aliados instan a Rusia a poner fin a sus “acciones militares ilegales” en el país.

1

El secretario general aliado, Anders Fogh Rasmussen, defendió la decisión que tomaron los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN en su cumbre de 2008 en Bucarest según la cual aceptaron que Ucrania se convertiría en un miembro del organismo de defensa euroatlántico si el propio país “lo desease” y siempre que “cumpliese los criterios necesarios”.

“Déjeme recordar la decisión de la OTAN, tomada en la cumbre de Bucarest en 2008, según la cual Ucrania se convertirá en un miembro de la OTAN, siempre que Ucrania lo desee y siempre que Ucrania cumpla los criterios necesarios”, defendió el danés en una breve comparecencia ante la prensa tras la reunión de los embajadores aliados con su homólogo ucraniano solicitada por Kiev para discutir la escalada militar rusa en Ucrania.

El secretario general aliado dejó claro que la OTAN respetó “plenamente” la política de no elegir entre bloques asumida hasta ahora por Ucrania pero defendió que también respetarán plenamente si Kiev decide cambiarla y buscar su entrada en la Alianza.

El primer ministro ucraniano, Arseni Yatseniuk, anunció ayer que su Gobierno pedirá la adopción de nuevas medidas en el Parlamento para que Ucrania deje de tener el estatus de país no alineado y pueda ser en un futuro miembro de la OTAN.

“Ucrania ha decidido perseguir una política de no alineamiento. Respetamos plenamente si el Parlamento ucraniano decide cambiar esta política porque nos adherimos al principio que todaa y cada una de las naciones tiene el derecho de decidir por sí misma, sin interferencias desde fuera y esperamos que otras naciones también respeten el mismo principio”, recalcó, aunque admitió que los aliados no abordaron esta posibilidad en la reunión extraordinaria que mantuvieron con el embajador ucraniano, a petición de Kiev, para discutir “la escalada militar de la agresión militar de Rusia contra Ucrania”.

El secretario general de la OTAN dejó claro que “a pesar de las negaciones huecas de Moscú, ahora está claro que tropas rusas y equipos han cruzado ilegalmente la frontera en el este y sureste de Ucrania” y denunció a su vez que “esto no es una acción aislada, sino parte de una tendencia peligrosa para desestabilizar a Ucrania como nación soberana”.

Un alto mando militar de la OTAN cifró en más de mil los soldados rusos en suelo ucraniano el pasado jueves y difundió imágenes por satélite que prueba la mayor implicación militar rusa sobre el terreno.

“Las fuerzas rusas están implicadas en operaciones militares directas dentro de Ucrania. Rusia continúa abasteciendo a los separatistas con tanques, vehículos blindados, artillería y lanzaderas de cohetes. Rusia ha disparado contra Ucrania tanto desde territorio ruso como desde dentro de Ucrania. Además, Rusia sigue manteniendo miles de soldados listos para el combate cerca de las fronteras de Ucrania”, denunció.

“Esto es una violación descarada de la soberanía e integridad territorial de Ucrania. Desafía todos los esfuerzos diplomáticos para una solución pacífica”, advirtió el secretario general aliado.

Solidaridad

Los Veintiocho aliados expresaron “fuerte solidaridad con Ucrania” en la reunión extraordinaria de ayer y condenaron “en los términos más fuertes la falta de respeto continuada por parte de Rusia de sus obligaciones internacionales”, explicó el danés.

“Urgimos a Rusia a cesar sus acciones militares ilegales, parar su apoyo a los separatistas armados y tomar pasos inmediatos y verificables para rebajar esta grave crisis”, insistió Rasmussen, que aseguró que los jefes de Estados y de Gobierno de la OTAN también dejarán claro en la cumbre de la semana que viene en Gales su “apoyo inquebrantable a Ucrania” cuando se reúnan con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko.