La ONU pide “muchos más esfuerzos” para evitar las muertes de inmigrantes

Ban Ki Moon recuerda que los refugiados viajan al continente huyendo de conflictos armados.

El secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, declaró ayer que hace falta “mucho más esfuerzo” para impedir las muertes de inmigrantes que intentan llegar a Europa y evitar así “una crisis de solidaridad a través de una respuesta política colectiva”.

En este sentido, Ban solicitó a los estados que inicien conversaciones para “expandir canales de inmigración seguros y legales”, en declaraciones realizadas tras las últimas tragedias en el mar —se teme que cerca de 200 personas han muerto en las últimas horas cerca de la costa de Libia— y tierra —el hallazgo de 71 cadáveres en un camión aparcado en una autopista de Austria—.

El secretario general de Naciones Unidas se declaró “horrpilado y destrozado por estos sucesos” y recordó que “una gran mayoría de personas que se embarcan en estos viajes arduos y peligrosos son refugiados que proceden de lugares como Siria, Irak y Afganistán”.

“La comunidad internacional”, añadió Ban en las declaraciones recogidas por la cadena BBC, “debe exhibir una mayor determinación a la hora de resolver conflictos y otros problemas que dejan a la gente pocas opciones, al margen de huir”.

Precisamente, respecto al reciente naufragio de la embarcación cerca de Libia en el que murieron dos centenares de personas de las casi 400 que viajaban —subsaharianos, sirios y asiáticos—, tres personas resultaron detenidas por su implicación en la organización del viaje por mar que acabó en nueva tragedia migratoria en las aguas del mar Mediterráneo.

Los detenidos, los tres libios, habrían organizado tanto el viaje del barco siniestrado como otros viajes más, según informó una fuente de las fuerzas de seguridad libias en declaraciones bajo condición de anonimato. “Tienen veintitantos. Creemos que hay más implicados que están siendo buscados”, explicó.