La mujer del británico amenazado por el Estado Islámico pide su liberación

0

La mujer de Alan Henning, el británico retenido por el Estado Islámico que amenazó con decapitar próximamente, hizo un llamamiento a sus captores para que liberasen a su marido y aseguró que su objetivo en Siria sólo era ayudar a los más necesitados.

Henning, de 47 años de edad, fue secuestrado en Siria en diciembre por el Estado Islámico y fue el último en ser amenazado en un vídeo con ser decapitado si no se cumplen las peticiones de la milicia suní.

Su mujer, Barbara Henning, hizo un llamamiento a los milicianos que lo retienen en un comunicado que hizo público el Ministerio de Exteriores británico y que recogió la cadena BBC para que lo liberen “antes de que sea demasiado tarde”.

En él resalta que Alan solo es un taxista que decidió “dejar su familia y su trabajo” para conducir un convoy de ayuda humanitaria “con sus compañeros y amigos musulmanes para ayudar a aquellos que más lo necesitaban”.

“Cuando fue secuestrado estaba conduciendo una ambulancia llena de comida y agua para entregarla a cualquier persona necesitada. Su objetivo no era ni mas ni menos que este. Era un acto de pura compasión”, afirmó.

Hombre pacífico

“Alan es un hombre pacífico y abnegado”, aseguró Hanning. “No puedo entender cómo podría ayudar a la causa de cualquier estado que el mundo vea cómo muere un hombre como Alan”, subrayó su mujer, que explicó que intentó ponerse en varias ocasiones en contacto con el Estado Islámico sin resultado.

“Rezo para que la gente que retiene a Alan responda a mis mensajes y se pongan en contacto conmigo antes de que sea demasiado tarde”, afirmó. “Cuando oigan este mensaje imploro a la gente del Estado Islámico que miren en sus corazones para liberar a mi marido”, concluyó Barbara.

Hanning apareció en un vídeo publicado por el Estado Islámico la semana pasada, en el que se mostraba la decapitación del también británico David Haines, un cooperante humanitario, y se culpaba al primer ministro, David Cameron, del asesinato por formar parte de la coalición internacional liderada por Estados Unidos.