La CE impone una multa récord de 1.060 millones de euros a Intel

La Comisión Europea (CE) impuso hoy una multa récord de 1.060 millones de euros (1.450 millones de dólares) a Intel, el principal fabricante mundial de microprocesadores, por abuso de su posición dominante.

1

Esta sanción es la más alta impuesta nunca por Bruselas, ya que supera a la recibida por el gigante informático Microsoft en febrero de 2008 de 899 millones de euros (aunque sumando otras dos anteriores, Microsoft acumula más de 1.676 millones de euros en multas).

“Intel perjudicó a millones de consumidores europeos al actuar deliberadamente durante muchos años para excluir a sus competidores del mercado de microprocesadores”, afirmó la comisaria europea de Competencia, Neelie Kroes, al anunciar la decisión.

Según la CE, la compañía estadounidense llegó a acuerdos con algunos de los principales fabricantes mundiales de ordenadores, como Dell, Lenovo, Acer, HP y NEC.

Esos pactos incluían descuentos a los fabricantes a condición de que adquirieran a Intel de forma exclusiva o casi exclusiva sus microprocesadores tipo x86 y compraran menos a su principal competidor en este mercado, AMD, al menos en algunos segmentos.

Intel también hizo pagos directos a algunos fabricantes de ordenadores para que retrasaran el lanzamiento comercial de aparatos equipados con procesadores AMD.

Bruselas resalta que Intel se aseguró de que cuando un fabricante de ordenadores optaba por comprar componentes a AMD perdiera el descuento ofrecido por Intel en la amplia gama de productos que sólo podía adquirir a esta última.

Es más, para competir con los descuentos de Intel en los productos en que hay varios fabricantes, un rival tendría que vender sus CPU (unidad central de procesamiento de las computadoras) a un precio inferior al de coste.

Intel controla el 70 por ciento del mercado mundial de microprocesadores, y la responsable europea recalcó que no se castiga esa posición dominante, sino las acciones llevadas a cabo para reforzarla y perjudicar a sus competidores aprovechando esa situación de privilegio.

Intel recurrirá la multa de la CE

El fabricante estadounidense de componentes informáticos Intel anunció hoy su intención de recurrir ante la justicia la multa de 1.060 millones de euros impuesta por la Comisión Europea por abuso de posición dominante y negó que su política de ventas haya provocado un daño a los consumidores.

En un comunicado de prensa, el consejero delegado de la compañía, Paul Otellini, dijo que Bruselas ha cometido un error y señaló que su decisión ignora la elevada competencia que existe en el mercado de microprocesadores, caracterizado por la innovación constante, la mejora de los productos y la rebaja de los precios.

“No ha habido ningún daño a los consumidores”, recalcó Otellini, que anunció su intención de apelar ante la justicia.