La UE aprueba la formación de la Comisión sin representación británica

En la lista se encuentra Josep Borrell, que será el Alto Representante para la Política Exterior

14
Los tratados comunitarios indican que cada país de la UE debe estar representado por un comisario. / EFE
Publicidad

Los países de la Unión Europea (UE) aprobaron ayer oficialmente la composición de la próxima Comisión Europea (CE) para que inicie un nuevo mandato de cinco años sin comisario británico al no haber propuesto un candidato el Reino Unido por su inminente salida del club comunitario.

Los ministros europeos de Desarrollo, reunidos en un Consejo en Bruselas, respaldaron de manera oficial el acuerdo político alcanzado el pasado viernes a nivel de embajadores sobre la lista con los 27 nuevos comisarios que compondrán el nuevo Ejecutivo comunitario presidido por la alemana Ursula von der Leyen, informó la institución en un comunicado.

A continuación, el Parlamento Europeo deberá aprobar o rechazar en bloque al nuevo equipo en un voto el miércoles 27 en la sesión plenaria que se celebra en Estrasburgo (Francia).

Entre la lista de comisarios nombrados se encuentra el español Josep Borrell, que ocupará el cargo de Alto Representante para la Política Exterior y vicepresidente de la Comisión Europea.

Si sale adelante, está previsto que la nueva Comisión empiece a trabajar el 1 de diciembre, con un mes de retraso con respecto a la fecha inicial debido a la sustitución de varios comisarios que no superaron el examen previo en sus respectivas audiencias ante comisiones parlamentarias.

La CE que aún preside el luxemburgués Jean-Claude Juncker abrió entre tanto un procedimiento de infracción al Reino Unido por no haber nombrado a un comisario, como es su obligación en tanto que Estado miembro.

Según las normas de la UE, cada país debe estar representado por un comisario.

Tras poner en marcha el procedimiento de infracción el 14 de noviembre, el Reino Unido tenía de plazo hasta la medianoche del viernes pasado para responder a ese requerimiento o, de lo contrario, Bruselas podría avanzar en el proceso, que en última instancia le permite llevar al país ante el Tribunal de Justicia de la UE.

La portavoz de la CE Mina Andreeva aseguró ayer que Londres no propuso aún un candidato para ser el comisario británico y que el Ejecutivo comunitario estudiará ahora si sigue adelante con el procedimiento de infracción o lo paraliza.

Subrayó que la CE “como siempre” tiene “cierto tiempo” para reflexionar antes de tomar una decisión y que ello no tiene repercusión alguna sobre el inicio del mandato del nuevo Ejecutivo comunitario.

Londres alega que, debido a que se encuentra en periodo preelectoral, su legislación nacional no le permite efectuar nombramientos para puestos internacionales.