cega el rio que nos une
cega el rio que nos une

La villa contó el pasado fin de semana con una de las actividades centrales de todos los veranos, el Cegafest. Este festival, con actividades de todo tipo, se ha adaptado en 2020 y 2021 a las circunstancias de la pandemia, y lo que hubiera sido una cita musical además de lúdica y educativa, esta vez se centro en otros ámbitos dadas las restricciones vigentes. 

Una de las iniciativas con las que los vecinos pudieron valorar el entorno del río Cega, objetivo de esta actividad en su conjunto, fue la charla impartida por el joven cuellarano Ezequiel Antorán. Biólogo y comprometido con este ecosistema, habló de la singularidad del río Cega en cuanto a la flora y la fauna, lo que da aún más riqueza a este río. Seguidamente estaba prevista la visita de la Asamblea de Segovia por el Clima, pero por diversas causas tuvo que suspenderse; la tarde no quedó vacía, pues fue la ocasión perfecta para presentar la nueva plataforma ‘Cega, el río que nos une’. Se definen como una corriente ciudadana que nace ante las amenazas que acechan al río, y esta plataforma hermana a pueblos de Segovia y Valladolid regados por Cega. Como patrimonio cultural y natural que es, para esta plataforma lo que atesora el río requiere de protección. “Necesitamos el río como espacio común; el fluir de sus limpias aguas ha acompañado a innumerables generaciones de nuestros paisanos y no podemos permitir que el Cega muera a causa de un uso insostenible”. 

En una sencilla presentación, la plataforma presentó sus objetivos principales, entre los que se encuentra el control de extracciones de agua para el riego en toda la cuenca, que se eliminen los focos de vertidos al río o que se adapte el escenario presente a la situación que se manifiesta con el cambio climático. Otro de sus mayores objetivos se centra en frenar el proyecto de recarga de El Carracillo. Esta lleva siendo una lucha continua en las dos fases anteriores y a la espera de la tercera, la plataforma quiere que se frene la que para ellos es una explotación del recurso natural del agua para el regadío. “Se ha demostrado ineficaz y su tercera fase presenta enormes incertidumbres e impredecibles consecuencias”, explican desde la plataforma. 

Además de dar a conocer a la plataforma, el Cegafest de esta edición contó con una actividad exitosa como fue la ruta por el entorno del Cega desde la localidad de Mata de Cuéllar. Este paseo, muy ilustrativo,  contó con dos personas para  las explicaciones pertinentes. Almudena Pascual (Grado de Ingeniería del Medio Natural) habló sobre algunas particularidades del río Cega en ese primer tramo, y también de singularidades de los pinos resineros. Por otro lado, Carlos Arranz Santos (investigador y divulgador histórico), a la vista del antiguo azud y canal del molino de Mata de Cuéllar habló de la historia del monasterio agustino que hubo en esos parajes.

El teatro de Zereia y su obra ‘El Producto’ cerraron con gran afluencia de público una edición muy completa del Cegafest, que vuelve a hacer del río Cega el objetivo de protección de la vecindad y elemento natural que valorar.