Irán insiste en vender su crudo y acusa a EEUU de violar el pacto

El país persa se reúne en Viena con los países de la JCPOA para tratar de salvar el acuerdo nuclear firmado en 2015 y del que se salió de forma unilateral Estados Unidos

29
El negociador iraní Abas Arqchi durante la reunión extraordinaria en Viena.
Publicidad

Irán insistió ayer en su derecho, estipulado en el pacto nuclear de 2015 y en la resolución del Consejo de Seguridad adjunta, de exportar petróleo, y acusó a Estados Unidos y al Reino Unido de estar actuando en contra de esos acuerdos.

Representantes de la República Islámica y los cinco países que siguen adheridos al pacto conocido como “Plan Integral de Acción Conjunta” (JCPOA, en sus siglas en inglés), celebraron en Viena una reunión extraordinaria para ver cómo pueden salvarlo.

Con el abandono del acuerdo y la reinstauración de sanciones por parte de Estados Unidos y la reacción iraní de retirarse gradual y parcialmente del mismo, el acuerdo está en peligro.

Tras el encuentro, que duró unas dos horas, el negociador nuclear iraní, Abas Arqchi, habló de un ambiente “constructivo” y de “buenas discusiones” aunque reconoció que ambas partes presentaron “quejas mutuas” sobre el cumplimiento del acuerdo.

El representante chino, Fu Cong, coincidió, al decir ante la prensa que hubo “momentos de tensión” pero agregó que en general el ambiente fue “bueno” y “muy profesional”.

Irán incumple desde hace varias semanas algunos aspectos del JCPOA, relacionados con la cantidad y la pureza del uranio enriquecido, como reacción a las sanciones petroleras de EEUU.

“Lo que está haciendo EEUU (impedir exportaciones de petróleo desde Irán) es una violación de la resolución del Consejo de Seguridad”, dijo Arqchi en referencia a la resolución 2231 del órgano máximo de la ONU, adoptada en 2015 con motivo del JCPOA.

Ayrer por la mañana, el mismo negociador había acusado al Reino Unido de violar el JCPOA por retener en Gibraltar un buque petrolero iraní.

“Hemos hablado sobre la cuestión del buque”, se limitó a decir Araqchi tras la reunión, sin dar más detalles.

La marina británica retiene desde comienzos de julio un buque iraní en aguas próximas a Gibraltar, a lo que Irán respondió bloqueando un barco británico en el estrecho de Ormuz, en el Golfo Pérsico.

Ante la falta de avances, las partes acordaron organizar una reunión a nivel ministerial que se celebrará “pronto”, según Aaqchi.

“Hemos decidido ir por una reunión ministerial, que podría ser exitosa, con resultados tangibles. Para eso necesitamos más preparaciones. Cuando nuestros ministros se reúnan podemos esperar una reunión exitosa y un buen resultado”, aseguró.

Al mismo tiempo, continuarán las reuniones de expertos entre las partes para encontrar “soluciones prácticas” para que Irán pueda beneficiarse del acuerdo, agregó.

El tratado de 2015, firmado en su momento también por EEUU, limita el programa nuclear de Irán a cambio de alivios económicos para la República Islámica, siempre con el objetivo de evitar que ese país se haga con bombas atómicas.

Instex

Los países europeos crearon un mecanismo financiero llamado Instex, que según insistió Arqchi “aún no funciona pero que está en su fase final”.

Con este mecanismo, los europeos quieren facilitar el comercio entre empresas europeas e Irán, sin correr el peligro que se vean afectadas por las sanciones de Estados Unidos.

Irán reprocha desde hace meses a los países europeos no hacer lo suficiente para garantizar sus beneficios económicos del acuerdo.

La Casa Blanca, por su parte, acusa a Irán de desestabilizar Oriente Medio, con sus actuaciones en las guerras de Siria y el Yemen, y su apoyo al grupo extremista palestino Hamás en Gaza.

Mientras, Irán exige poder vender su petróleo, su principal fuente de ingresos.