Hotuse cree que la retirada del cierre provincial “afectará poco”

Ven un reducido impacto en la hostelería, ya que la oferta gastronómica está unida al consumo de interior

Calle Terrazas Gente Mascarillas Coronavirus KAM8730
El buen tiempo ha devuelto la vida a las terrazas.

Los hosteleros creen que la decisión de la Junta de eliminar el cierre perimetral interprovincial va a “afectar poco” a los negocios del sector en la provincia, ya que se mantienen algunas de las medidas restrictivas más nocivas para el desarrollo de su actividad.

De esta forma, el presidente de la Asociación de Alojamiento, Hostelería y Turismo de Segovia (Hotuse), Jesús Castellanos, señala que la retirada de las restricciones entre provincias va a tener muy poco impacto en los negocios y tendrán que seguir pendientes de cómo “avance la desescalada”. “Es una medida que afecta poquito, si al menos estuvieran abiertos los interiores tendría mayor impacto, pero así tendrá muy poca trascendencia”.

Castellanos vuelve a denunciar los vaivenes de la Junta, al punto de que dice que los hosteleros se encuentran “desconcertados” ante las decisiones del Gobierno autonómico. Recordar, que el martes la consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguró que no se iban a retirar restricciones, mientras que el jueves la Junta de Castilla y León anunció la retirada del cierre provincial y el aumento del aforo en lugares de culto.

Además, el presidente de los hosteleros indica que el servicio de las terrazas en el mes de febrero es todavía muy reducido, casi nulo cuando se trata del servicio gastronómico de comidas y cenas, una parte tremendamente importante para muchos negocios de la provincia.

Aparte del cierre de interiores, señala la importancia de ampliar los horarios de la hostelería más allá de las ocho de la tarde. “Así no podemos aguantar hasta el 9 de mayo, es un castigo innecesario”, indicó Castellanos.

Sobre los procesos judiciales abiertos, indica que aunque “no gusta” tener que recurrir a estos medios, pero racalca que seguirá luchando por sus intereses. Sin embargo, Castellanos deja claro que, al menos a corto plazo, la prioridad es “que el sector pueda trabajar” con normalidad.