Grecia inicia el pago de los 6.250 millones a las instituciones económicas

El Gobierno griego comenzó el proceso de pago de un total de 6.250 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE) y al Fondo Monetario Internacional (FMI), según indicaron funcionarios del Ministerio de Finanzas del país heleno.

En concreto, Grecia debía pagar ayer un total de 4.200 millones al BCE, de los que 3.500 millones corresponden al principal y 700 millones a intereses.

Asimismo, el país heleno ejecutó el pago de 2.050 millones de euros al FMI, con lo que así queda saldada la deuda con la institución acumulada desde que el pasado 30 de junio cometiera el primer impago, lo que situó a Grecia en mora con el Fondo, imposibilitando que la entidad dirigida por Christine Lagarde pudiese participar en un nuevo plan de asistencia.

Grecia obtuvo la semana pasada un crédito puente de 7.160 millones de euros procedente del Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera para afrontar sus necesidades de financiación mientras negocia con sus socios un nuevo programa de rescate a través del denominado Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE).

Este préstamo de emergencia cuenta con un plazo de vencimiento máximo de tres meses y será desembolsado hasta en dos cuotas, permitiendo a Grecia “ponerse al día en sus atrasos con el FMI y el Banco de Grecia y reembolsar al BCE”, hasta que pueda recibir financiación bajo un nuevo programa del Mecanismo Europeo de Estabilidad.

Tras este préstamo urgente de los Veintiocho, Grecia tendrá que pagar otros 5.000 millones de euros de aquí a mediados de agosto, pero Bruselas no ha querido especular ahora sobre si para entonces estará listo el tercer rescate o si habría que estudiar una nueva ayuda urgente.

La portavoz comunitaria Mina Andreeva indicó que los trabajos están en marcha para fijar la “condicionalidad” del tercer programa de asistencia y el Memorando de Entendimiento, con el objetivo de que el rescate esté a punto “tan pronto como sea posible”.