Grecia afirma que estaría iniciando un acuerdo con los acreedores

El posible convenio a nivel técnico incluiría las reformas exigidas al país para desbloquear ayudas.

Grecia y sus acreedores están comenzando a redactar un acuerdo a nivel técnico sobre las reformas exigidas al país para desbloquear nuevas ayudas del rescate en el que no se contemplarían más recortes de pensiones y salarios, según aseguró un alto cargo del Gobierno heleno.

En declaraciones a Reuters, un responsable del Gobierno griego aseguró que el Grupo de Bruselas, que engloba al país heleno y a sus acreedores oficiales, comenzó los procedimientos para diseñar un acuerdo técnico con Atenas.

En concreto, explicó que el marco de trabajo con el que se diseña el acuerdo incluiría objetivos de superávit primario bajos para el primer año y no contemplaría recortes en los salarios ni en las pensiones, así como tampoco una reforma del IVA o una quita de la deuda a largo plazo.

Asimismo, el portavoz del Gobierno heleno apuntó que existirían diferencias entre la UE y el FMI que estarían retrasando la definición del acuerdo formal. “Sigue habiendo un problema con la postura en discrepancia entre las instituciones. Si no se requiriera un consenso con el FMI, el acuerdo ya habría sido sellado”, sostuvo el portavoz.

Desde Bruselas eludieron confirmar el anuncio de Atenas de que habría empezado a redactarse el texto del acuerdo sobre el plan de reformas, que permitiría desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate.

De hecho, la reunión entre los expertos helenos y los representantes de la Comisión, el Banco Central Europeo y el FMI prevista para el día de ayer en Bruselas había debido retrasarse por el cierre del espacio aéreo belga, que impidió la llegada de algunos participantes en este caso.

La UE prioriza el asunto de la liquidez.- El vicepresidente de la Comisión responsable del Euro, el conservador letón Valdis Dombrovskis, dijo ayer que es urgente alcanzar un acuerdo con Grecia sobre una “lista completa y creíble de reformas” por la “complicada” situación de liquidez que vive el país.

Dombrovskis aseguró que se están realizando “progresos graduales” en las negociaciones técnicas entre la troika y Atenas en cuestiones como la reforma del IVA. Pero reconoció que todavía hay “una serie de áreas importantes que deben discutirse”, entre las que ha citado el objetivo de superávit primario y el ajuste necesario para alcanzarlo, la reforma de las pensiones, los funcionarios y el mercado laboral en este mismo y determinado sentido. europa press