Gantz se propone liderar un Gobierno de unidad en Israel

Netanyahu tiende la mano al líder del partido Azul y Blanco para iniciar las negociaciones

11
El líder de Azul y Blanco, Beny Gantz (i) y el primer ministro israelí, Benhamin Netanyahu (d) en Jerusalén.
Publicidad

Beny Gantz, el líder de la lista más votada en las elecciones, Azul y Blanco, se propuso para liderar el Gobierno de unidad en Israel, en declaraciones tras la propuesta de Benjamín Netanyahu, que le tendió la mano para iniciar negociaciones. “Yo quiero hacer eso, crear un Gobierno de unidad extenso y liberal, liderado por mí”, declaró en una rueda de prensa en la sede del partido en Tel Aviv.

Gantz definió la propuesta de Netanyahu, que firmó ayer un acuerdo con los partidos de derecha y religiosos para negociar la formación del Ejecutivo como un solo bloque, como “una maniobra” y pidió al cabeza de lista del partido Likud que negocie con “sinceridad y honestidad”.

“Bibi” (Netanyahu) propuso ayer la creación de un Gobierno con Azul y Blanco, pero con la inclusión de sus socios habituales, para evitar ir a unos terceros comicios, después de que ninguno de los grandes bloques parlamentarios (derecha, ultraderecha y religiosos y centristas e izquierdistas) haya conseguido mayoría por sí solo.

Gantz defendió que la coalición centrista fue la más votada, con 33 escaños del total de 120- a falta del recuento de los últimos votos, lo que le daría dos más que al Likud, por lo que se postuló para encabezar el Ejecutivo.

Netanyahu, que pidió a Gantz reunirse ayer mismo, aseguró tras el mensaje de este sentirse “sorprendido y decepcionado” por la reacción del candidato centrista, que, aseguró, “ha rechazado responder a su llamada”.

“El presidente (Reuvén Rivlin) ha llamado a la unidad, y sin un encuentro entre los dos líderes de los mayores partidos es imposible formar un Gobierno de unidad”, escribió en Twitter.

Rivlin, por su parte, felicitó a Netanyahu por abrir la posibilidad del Gobierno de unidad y afirmó ayer por la mañana: “Haré todo lo que pueda para evitar otra elección general. Pero la responsabilidad de esto, así como la responsabilidad de formar un Gobierno que sirva a todos los ciudadanos de Israel con la dedicación que merecen, es suya: de los funcionarios electos y, especialmente, de los jefes de los dos principales partidos”.

“Escucho, fuerte y claro, las voces que piden un Gobierno de unidad nacional amplio y estable”, remarcó el jefe del Estado.

Netanyahu mantuvo su ofrecimiento: “Gantz, la invitación para que nos encontremos todavía se mantiene. Es lo que el público espera de nosotros”.

Avigdor Lieberman, el líder del partido Israel Nuestro Hogar y que con ocho diputados tiene la llave para la formación del Ejecutivo, caracterizó la propuesta de Netanyahu como un intento de “preparar a la opinión pública de cara a una tercera ronda electoral”.