Farage amenaza a Johnson con robarle votos si no promueve un brexit duro

El líder del Partido del Brexit recibe el apoyo de Trump quien advierte que al actual acuerdo alcanzado por el primer ministro obstaculizaría un posible tratado con EEUU

15
Nigel Farage ha pedido a Boris Johnson una alianza para promover el brexit.
Publicidad

El líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, amenazó ayer al primer ministro británico, el conservador Boris Johnson, con robarle votos en las elecciones del 12 de diciembre si no desecha el pacto que ha negociado con Bruselas y no se alía con él para propiciar una salida limpia de la Unión Europea.

Al presentar su manifiesto en Londres, sostuvo que el acuerdo cerrado por Johnson en octubre “no es un brexit” y le pidió sellar un pacto electoral “de no agresión” que permita obtener una mayoría de escaños en el Parlamento británico favorables a una ruptura radical del bloque.

Si, como avanzó, el jefe del Gobierno no accede a esta alianza táctica, el Partido del Brexit presentará candidatos “en cada una de las circunscripciones de Inglaterra, Escocia y Gales”, lo que arrebataría sufragios sobre todo a los “tories” y también a los laboristas.

Farage añadió que además su formación, que cuenta con 29 eurodiputados, denunciaría ante los electores “la traición” del brexit que supone el tratado gubernamental, que, en su opinión, mantiene una alineación normativa con la UE que socavará potenciales tratos comerciales con otros países.

El populista, cuya misión política es que el país deje la UE, dijo que, en ausencia de una salida más drástica, aceptaría que Johnson negociara un acuerdo comercial con los Veintisiete parecido al de Canadá y que pusiera como fecha límite para aprobarlo el 1 de julio de 2020.

Si no estuviera ratificado para entonces, el Reino Unido dejaría la UE sin pacto y se sometería a la normativa de la Organización Mundial del Comercio, de acuerdo con su plan.

“No duden de que estamos preparados”, afirmó Farage, que la semana próxima precisará el número de aspirantes que presenta en estos comicios anticipados, de 650 escaños en liza.

Johnson, que parte como favorito, rechazó anteriormente colaborar con el líder populista, que propone pactar en las circunscripciones donde concurren los respectivos candidatos a fin de maximizar el voto favorable a un brexit duro.

El presidente del Partido Conservador, James Cleverly, descartó ayer que la formación gobernante vaya a negociar con Farage y alertó de que respaldar al veterano eurófobo facilitaría la entrada de los laboristas en el Gobierno.

Apoyo de Trump

Farage recibió el jueves el apoyo del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que advirtió en su programa de radio de que el acuerdo de brexit negociado por Johnson obstaculizaría un eventual tratado comercial con EEUU.

También instó al jefe del Gobierno a unirse a su amigo Farage porque juntos serían una “fuerza imparable” y opinó que el dirigente del Partido Laborista, el socialdemócrata Jeremy Corbyn, sería “muy muy malo” para el Reino Unido.

Pese a estas presiones, es improbable que Johnson, que aspira a ampliar en estos comicios su mermada mayoría en la Cámara de los Comunes, acceda a aliarse con Farage, puesto que requeriría un arriesgado giro a la derecha.