Evo Morales dimite como presidente tras casi 14 años en el poder

También renuncia el vicepresidente Álvaro García Linera, quien acompañó al dirigente boliviano como número dos desde que llegó al Palacio Quemado en enero de 2006

26
El presidente de Bolivia anuncia su dimisión después de que la OEA hubiese pedido la repetición de las elecciones.
Publicidad

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció ayer su renuncia como presidente después de que la auditoría de la Organización de Estados Americanos (OEA) haya pedido la repetición de las elecciones presidenciales del 20 de octubre. También dimitó su vicepresidente, Álvaro García Linera.

“Nuestro gran deseo es que vuelva la paz social (…). El mundo entero que sepa cómo grupos oligárquico conspiran contra la democracia”, declaró Morales en su discurso de renuncia.

Además, se refirió a los líderes opositores Carlos Mesa y Fernando Camacho. “Espero que Mesa y Camcho y otros comités cívicos no maltraten, no perjudiquen, no engañen con mentiras, no utilicen al pueblo con prevendas”, afirmó.

“Nuestro gran deseo es que vuelva la paz social, que sepan que grupos oligárquicos conspiran contra la democracia”, reprochó en su intervención.

Morales también se refirió a la dimisión de varios altos cargos y congresistas de su partido, el Movimiento Al Socialismo, que renunciaron tras denunciar amenazas e incluso el secuestro de familiares. “Estoy renunciando para que mis hermanas y hermanos dirigentes, autoridades del MAS no sigan hostigados, perseguidos, amenazados”, argumentó.

“Lamento mucho este golpe. Quiero decirles la lucha no termina acá. Vamos a continuar con esta lucha por la igualdad y la paz”, remachó Evo Morales.

García Linera

Inmediatamente después, se conoció la renuncia del vicepresidente, Álvaro García Linera, quien acompañó a Morales como su ‘número dos’ desde que llegó al Palacio Quemado en enero de 2006. “He sido el vicepresidente de un indígena, de un campesino, y le seré siempre leal”, aseguró García Linera en el vídeo retransmitido por la televisión estatal.

“Estaré siempre a su lado, acompañándolo en las buenas y en las malas”, añadió. De hecho, según algunos medios locales, Morales y García Linera partidó juntos desde el aeropuerto de El Alto en el avión presidencial.

El ‘número dos’ de Morales denunció además que “el golpe de Estado se ha consumado”. “Fuerzas extrañas, fueras oscuras intimidaron personas para bloquear, para golpear con palos y clavos a mujeres, fue la primera etapa de un golpe de Estado para destituir a un Gobierno democráticamente constituido”, añadió.

“Nosotros no hemos provocado muertes. Son ellos los que han provocado (…). Hemos tomado esa decisión para que no se use la violencia para que no maltraten mas familias, para que no golpeen más a nuestras gentes”, remachó.