Europa califica de “constructiva” la reunión entre Bernier y Barclay

El encuentro entre los negociadores del brexit se produce después de que Boris Johnson y su homólogo irlandés, Leo Varadkar, se mostrasen convencidos de llegar a un posible acuerdo

17
Los negociadores británico y europeo para el brexit, Stephen Barclay y Michel Bernier.
Publicidad

La Comisión Europea (CE) calificó ayer de “constructiva” la reunión que mantuvieron en Bruselas el negociador de la Unión Europea (UE) para el brexit, Michel Barnier, y el ministro británico para la salida del club comunitario, Stephen Barclay.

El encuentro entre Barnier y Barclay, celebrado ayer por la mañana, se produce después de que el jueves el primer ministro británico, Boris Johnson, y su colega irlandés, Leo Varadkar, se mostraran convencidos de que existe un “camino” hacia un “posible acuerdo” sobre el brexit.

“Michel Barnier tuvo un encuentro constructivo esta mañana con Steve Barclay”, afirmó la portavoz jefa del Ejecutivo comunitario, Mina Andreeva, durante la rueda de prensa diaria de la institución.

La portavoz de la CE indicó, además, que los dos políticos intercambiaron ayer “ideas” y abordaron “muchos ángulos diferentes”, a pesar de que no quiso detallar si el Reino Unido formuló nuevas propuestas.

Añadió que tras el encuentro, el negociador de la UE informará sobre la cita con Barclay a los embajadores de los veintisiete Estados miembros que seguirán en la Unión tras la retirada del Reino Unido, así como al grupo de seguimiento del brexit en el Parlamento Europeo.

Preguntada por si hay “esperanza” para conseguir un acuerdo, aseguró que no quería “entrar en emociones”.

“Estamos trabajando para lograr un acuerdo porque esa es la determinación, llegar a un acuerdo, y creo que si hay una voluntad, hay por supuesto un camino (hacia el pacto). De lo contrario, la gente no estaría trabajando en esto”, agregó.

En un comunicado, la Comisión apuntó que los Veintisiete y el Reino Unido acordaron “intensificar las discusiones durante los próximos días”, pero reiteró que la postura de la UE no cambió.

“Debe haber una solución legalmente operativa en el acuerdo de retirada que evite una frontera física en la isla de Irlanda, proteja la economía de toda la isla y el acuerdo de paz del Viernes Santo en todas sus dimensiones y salvaguarde la integridad del mercado único”, recalcó la CE.