El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, durante su último discurso ante los medios. / EFE
Publicidad

El presidente de Turquía, el islamista Recep Tayyip Erdogan, amenazó ayer con “abrir las puertas” y enviar millones de refugiados hacia Europa si la Unión Europea critica la ofensiva de Ankara contra las milicias kurdosirias y califica el ataque de “invasión”. “Unión Europea, recupera el juicio. Si defines nuestra operación como una invasión, nuestro trabajo es fácil. Abrimos las puertas y te enviamos 3,6 millones de refugiados”, aseguró el político islamista en un discurso en Ankara ante miembros de su partido, el AKP.

Erdogan acusó a Bruselas de mentir y de no haber mantenido su promesa de facilitar ayuda económica a Turquía, en relación al acuerdo cerrado en 2016 por el que Ankara aceptaba controlar el flujo de refugiados hacia Europa a cambio de soporte financiero para atender a los inmigrantes en su territorio.

Además, denunció que la Unión Europea lleva 40 años diciéndole a Turquía que podrá entrar en el club comunitario.

Apoyos

El presidente pidió a los países de la OTAN, de la que Turquía es miembro, y especialmente a Estados Unidos, que le apoyen en la operación militar en el norte de Siria contra las YPG, la milicia kurda hasta ahora aliada de EEUU en la lucha contra el yihadista Estado Islámico pero que Ankara considera terrorista.

“No aceptamos que elijáis a una organización terrorista antes que a Turquía”, denunció Erdogan. Por otro lado, la embajadora de EEUU ante la ONU, Kelly Craft, advirtió ayer a Turquía de que se enfrentará a “consecuencias” si en su ofensiva en el noreste de Siria no protege a “poblaciones vulnerables” o si permite un resurgimiento del Estado Islámico (EI).

“Un fracaso a la hora de cumplir con las reglas, de proteger a poblaciones vulnerables o de garantizar que el EI no pueda explotar estas acciones para reorganizarse tendrá consecuencias”, dijo Craft al término de una reunión a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.