El Gobierno yemení acusa a los huthis de una “explosión” que ha dejado 45 muertos

1

El ministro de Exteriores de Yemen, Riad Yasin, acusó a los rebeldes huthis de estar detrás de la “explosión” que dejó en el día de ayer al menos 45 muertos y 65 heridos en un campo de refugiados.

Un responsable humanitario había descrito previamente que la explosión se debía a un bombardeo ejecutado en el campo de refugiados de Haradh, y que tenía como objetivo una instalación militar que se encontraba en las inmediaciones.

Yasin negó categóricamente que la explosión se debiera a una operación de la coalición liderada por Arabia Saudí contra los rebeldes y las unidades militares que les apoyan ante su avance hacia Adén, donde se había refugiado el presidente Abdo Rabbu Mansur Hadi.

En su lugar, el ministro achacó esta explosión a “ataques de artillería ejecutados por los huthis”. Yasin indicó además que las negociaciones de paz se encuentran completamente destruidas: su Gobierno no ha tenido contacto con las milicias desde el inicio de la campaña internacional el pasado martes.

Además, los rebeldes huthi iniciaron también en el día ayer una nueva ofensiva para entrar en Adén, actual sede del Gobierno yemení, por el este de la ciudad, y están protagonizando intensos combates con las fuerzas leales al presidente Abd Rabbu Mansur Hadi, según confirmaron fuentes de ambos bandos.