El Parlamento fuerza a Johnson a dejar de lado el brexit sin acuerdo

La Cámara de los Comunes aprueba por amplia mayoría obligar al primer ministro a buscar una salida negociada o pedir una nueva prórroga a la Unión Europea antes del 31 de octubre

15
El primer ministro británico Boris Johnson, durante la sesión en la Cámara de los Comunes. / EFE
Publicidad

La Cámara de los Comunes aprobó por amplia mayoría la ley que obligaría al Gobierno de Boris Johnson a evitar una salida sin acuerdo de la UE, después de que en el debate de enmiendas se introdujese un cambio que permitiría someter de nuevo a votación el pacto que negoció en su día el Ejecutivo de Theresa May.

Los diputados dieron el visto bueno definitivo a la norma con 327 votos a favor y 299 en contra, por lo que el texto pasa ahora a manos de la Cámara de los Lores, donde se iniciará hoy el debate relativo a esta iniciativa. Si hay cambios, volverá de nuevo a los Comunes.

La ley, respaldada por la oposición y por más de una veintena de ‘tories’ rebeldes, obligaría a Johnson a solicitar una prórroga del brexit a la UE si antes del 19 de octubre no logra la ratificación de algún acuerdo o un permiso expreso del Parlamento para sacar a Reino Unido del bloque sin ningún tipo de pacto de por medio. El Gobierno considera que estos requisitos limitan su margen negociador.

Los diputados se pronunciaron también sobre una batería de enmiendas al texto que dieron pie a una situación de incertidumbre, después de que saliese adelante contra pronóstico un cambio que permitirá volver a votar el acuerdo negociado por May, el mismo que Johnson ha abogado por renegociar en reiteradas ocasiones. Según la BBC, la enmienda fue aprobada por aclamación por la ausencia de voces discrepantes, lo que algunos medios consideraron un error táctico del Gobierno.

El ‘premier’ británico, que tras la aprobación de la ley planteó celebrar elecciones anticipadas el próximo 15 de octubre, insistió en que quiere cerrar un nuevo acuerdo con la UE —“sé que puedo”, dijo— y al mismo tiempo cumplir con los actuales plazos, aseguró que la ley “aplasta cualquier negociación seria” que pudiese haber. “No hay ninguna”, le gritaron desde la bancada opositora.

El líder laborista, Jeremy Corbyn, acusó a Johnson de carecer de una “estrategia” y equiparó su situación con el cuento sobre el traje nuevo del emperador. “En realidad no hay absolutamente nada”, afirmó Corbyn, que es partidario de la convocatoria electoral pero solo si antes hay garantías formales de que no habrá en ningún caso un brexit sin acuerdo, esto es, una vez que primero los lores y después la reina Isabel II ratifiquen la ley.