Egipto y EEUU, seguros de que una bomba causó la caída del avión ruso

La investigación revela que el análisis de la ‘caja negra’ de la aeronave apunta a una bomba.

3

Varios altos cargos de Inteligencia, del Ejército y del entorno nacional de Seguridad informaron ayer de que Estados Unidos está casi completamente seguro de que el avión de pasajeros ruso que se estrelló el pasado fin de semana en la península del Sinaí se cayó a causa de una bomba. Un alto cargo confirmó que están más que convencidos de esta teoría, que su seguridad es “del 99,9%”, afirmó. El sábado, otro cargo del gobierno estadounidense ya confirmó esta hipótesis subrayando que consideraban “muy probable que hubiera sido derribado por una bomba”.

Las evidencias sobre que pudiera haber sido una bomba giran en torno a una conversación interceptada por la Inteligencia británica y la estadounidense tras el accidente entre efectivos del autodenominado Estado Islámico en su bastión sirio de Raqqa y miembros de un grupo vinculado al primero. Tanto Washington como Londres han estado analizando el lenguaje específico de la conversación para determinar el tipo de bomba y detonador que habrían utilizado los insurgentes y si ese lenguaje es una representación de lo que ocurrió.

Varios altos cargos norteamericanos y británicos aseguraron que ha sido la especificidad de la conversación lo que ha contribuido directamente a enfocarse en la posibilidad de que se hubiera utilizado una bomba en la nave. El avión ruso se estrelló el pasado 31 de octubre en la península del Sinaí, matando a las 224 personas que viajaban a bordo.

Por su parte, el equipo de investigación egipcio sobre el siniestro del avión ruso, apuntaron ayer que están “seguros al 90 por ciento” de que el sonido registrado por una de las ‘cajas negras’ es una explosión causada por una bomba. “Las indicaciones y análisis del sonido en la ‘caja negra’ indican que era una bomba”, indicaron fuentes del equipo de investigación. “Estamos seguros al 90 por ciento de que era una bomba”, agregaron.

El comité de investigación egipcio sobre el siniestro del Airbus A321 indicó que las grabaciones del aparato registraron un “ruido” antes de cesar la transmisión, según informó el sábado el ministro de Aviación Civil y presidente del grupo investigador, Hossam Kamal, quien aseguró que “se están contemplando todas las opciones posibles”.

Provincia del Sinaí, un grupo que ha jurado lealtad al Estado Islámico, se ha atribuido —hasta dos veces— el derribo del avión “en respuesta a los bombardeos rusos que han matado a cientos de musulmanes en territorio sirio”. Como medida de seguridad, Rusia decidió evacuar hasta un total de 11.000 turistas, igual que lo hiciera ya Reino Unido.