EEUU aportará “la parte justa” para mitigar los efectos del cambio climático

Estados Unidos aportará "la parte justa" de los 10.000 millones de dólares anuales para mitigar las consecuencias de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en los países en desarrollo, según ha anunciado en el primer día de la cita internacional sobre el cambio climático, que se desarrollará hasta el 18 de diciembre.

0

Estados Unidos aportará “la parte justa” de los 10.000 millones de dólares anuales calculados como mínimos para mitigar las consecuencias de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) en los países en desarrollo.

Así lo indicó hoy en Copenhague el subdelegado de la misión estadounidense en la cumbre de la ONU, Jonathan Pershing, en una rueda de prensa en el primer día de la cita internacional sobre el cambio climático, que se desarrollará hasta el 18 de diciembre.

Este monto ha sido manejado por distintos organismos en vísperas de la conferencia y calificado de realista por las partes negociadoras, aunque varias organizaciones ecologistas lo consideran insuficiente y afirman que serían necesarios más de 100.000 millones de dólares.

Por su parte, el ministro sueco de Medio Ambiente, Andreas Carlgren, cuyo país ocupa este semestre la Presidencia de turno de la UE, sostuvo que los Veintisiete “quieren” reducir sus emisiones en un 30 por ciento, pero añadió que las propuestas de China y Estados Unidos “aún no son suficientes”.

La UE, representada por la Presidencia de turno sueca en Copenhague, propone rebajar sus emisiones en un 20 por ciento en 2020, umbral que podría elevar al 30 por ciento si otros países realizan esfuerzos similares.

Carlgren dijo que el éxito de Copenhague dependerá de los compromisos de EEUU y China y afirmó también que sería “sorprendente” que el presidente estadounidense, Barack Obama, acuda la próxima semana a la cumbre sólo para repetir los propósitos que ya comunicó la Casa Blanca hace días.

Washington ofreció una reducción de sus emisiones en 2020 del 17 por ciento en comparación con el nivel de 2005; pero si se toma como referencia 1990, como hacen la UE y otros países industrializados, la propuesta de EEUU supone un recorte de tan sólo el 4%.

“Esperamos mucho más de su visita”, afirmó.

Carlgren descartó que los Veintisiete anuncien esta semana una reducción de sus emisiones del 30 por ciento, pues su objetivo es “mantener la presión al máximo” sobre las otras partes “hasta el último minuto de partido”.

A su vez, la jefa de la delegación técnica española y directora general de la Oficina de Cambio Climático, Alicia Montalvo, explicó que la “prudencia” de las medidas propuestas por Washington y Pekín se debe a que las dos potencias “se miran la una a la otra”.