De Boer insta a los negociadores a cerrar un contenido básico de acuerdo esta semana

El responsable de cambio climático de la ONU, Yvo de Boer, instó hoy a los delegados de los 192 países que negocian un acuerdo en la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático (COP15) a que cierren el contenido básico esta semana y sólo dejen los asuntos políticos para los últimos días

0

El responsable de cambio climático de la ONU, Yvo de Boer, instó hoy a los delegados de los 192 países que negocian un acuerdo en la Cumbre Mundial sobre Cambio Climático (COP15) a que cierren el contenido básico esta semana y sólo dejen los asuntos políticos para los últimos días.

De Boer pidió a los delegados “hacer el máximo trabajo posible” y establecer claridad en los puntos esenciales sobre adaptación, mitigación, tecnología, financiación, bosques y capacitación, de modo que cuando los ministros de Medio Ambiente lleguen a Copenhague los días 12 y 13 sólo queden por discutir cuestiones políticas.

La COP15, inaugurada ayer, ha tenido un “buen comienzo”, según De Boer, quien resaltó el apoyo creciente entre los países ricos a una ayuda anual para 2010-2012 de 10.000 millones de dólares.

Los principales escollos en las negociaciones apuntan a la financiación a largo plazo y la reducción de emisiones, afirmó en rueda de prensa De Boer.

También reiteró que los anuncios hechos hasta ahora por los países ricos no son suficientes y están lejos del umbral de entre el 25 y el 40 por ciento de recortes con respecto a 1990 propuesto por la ONU.

De Boer recalcó que el acuerdo que salga de Copenhague debe incluir una lista completa de compromisos individuales de cada país y establecer mecanismos efectivos para asegurar que se cumplen.

La financiación a los países en desarrollo y pobres no debe ser un “lavado” de la ayuda comprometida para reducir la pobreza y debe incluir dinero procedente de recursos públicos, afirmó De Boer.

De Boer rechazó que la polémica de los correos electrónicos de la Unidad de Investigación Climatológica (CRU) de la Universidad británica de East Anglia haya dañado la credibilidad del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC).

Los correos del CRU difundidos en Internet, que sugieren un intento de ocultar ciertos documentos sobre cambio climático a los responsables de la ONU, sólo afectarían al cuarto informe del IPCC, aunque De Boer recordó que hay cientos de investigadores colaborando con este organismo y que su fortaleza científica “es sólida como una roca”.