Corea del Norte prohibe la entrada a un nucleo industrial a trabajadores surcoreanos

Pyongyang amenazó el pasado sábado con "cerrar y anular despiadadamente" el complejo industrial, si Seúl seguía insultando su "dignidad", en medio de la escalada de tensión bilateral.

0

El Gobierno de Kim Jong Un ha anunciado este miércoles que a partir de este miércoles prohibirá la entrada de trabajadores surcoreanos al complejo industrial ubicado en la localidad norcoreana de Kaesong, en el marco de la escalada de tensión bilateral.

El Ministerio de Unificación surcoreano ha informado de que el Gobierno norcoreano le ha notificado a primera hora del miércoles que prohibirá la entrada de trabajadores surcoreanos a Kaesong, pero permitirá volver al país a los que ya se encuentran allí.

Funcionarios surcoreanos han indicado a la agencia de noticias Yonhap que alrededor de las 8.30 horas (1.30 horas en España) 179 trabajadores surcoreanos y 153 vehículos estaban esperando a cruzar la línea limítrofe hacia Kaesong. Por su parte, el Ministerio de Unificación ha revelado a la agencia de noticias Reuters que otros 446 trabajadores surcoreanos han sido retenidos en la frontera cuando regresaban al país meridional.

Ambas fuentes han coincidido en que en esos momentos había alrededor de 860 trabajadores surcoreanos en el complejo industrial y en que, por ahora, los que se encuentran en la frontera común no han conseguido cruzarla en uno u otro sentido.

“El Gobierno de Corea del Sur lamenta profundamente la prohibición de entrada (a Kaesong para los trabajadores surcoreanos) y urge a que se levante inmediatamente”, ha dicho el portavoz del Ministerio de Unificación, Kim Hyung Seok, en una rueda de prensa.

El complejo industrial se encuentra en la región administrativa de Kaesong, en Corea del Norte, a unos diez kilómetros de la frontera común. Desde 2004, cuando abrió sus puertas, 123 empresas surcoreanas se han asentado allí para dar trabajo a 54.000 norcoreanos.

Kaesong es uno de los escasos ejemplos de cooperación entre las dos Coreas, que técnicamente se encuentran en guerra, ya que tras tres años de combates se limitaron a firmar un armisticio para poner fin a las hostilidades, en lugar de un acuerdo de paz.

Las dos Coreas se encuentran en “estado de guerra” desde el pasado sábado, cuando el Gobierno de Kim Jong Un anunció a través de un comunicado que a partir de ese momento todos los problemas que surjan en las relaciones bilaterales “serán abordados de esta forma”.